OIJ decomisó un revólver, calibre 38, y ayer se investigaba a quién pertenece

Por: David Delgado C. 21 septiembre, 2013

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

El exguardaespaldas detenido por la muerte de José Alonso Romero Picado, chofer del ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, portaba un arma de fuego sin tener permiso. Así lo confirmó Luigi Calvo, jefe del Departamento de Control de Armas y Explosivos del Ministerio de Seguridad Pública.

El hecho ocurrió el jueves en Calle Blancos, Goicoechea, luego de que ambos conductores colisionaron los vehículos en los que viajaban, se bajaron a la calle para discutir y golpearse y el guardaespaldas pensionado, de apellido González (64 años), le disparara con su revólver a Romero.

Según Control de Armas y Explosivos, González solo tiene inscritas dos pistolas calibre nueve milímetros, pero una tiene denuncia por robo. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) le decomisó al detenido un revólver calibre 38, con el que supuestamente le propinó un balazo al rostro de Romero. Ayer se estaba revisando a nombre de quién está inscrita el arma.

La Unidad Operativa de Dirección Funcional del Ministerio Público solicitó medidas cautelares no privativas de libertad para el guardaespaldas ante el Juzgado Penal de Goicoechea.

Entre las peticiones están firmar cada 15 días, entregar el pasaporte, abstenerse de usar armas de fuego y mantener el domicilio fijo. Al cierre de edición se desconocía el resultado de la audiencia, que se inició a las 4:30 p. m.

La Fiscalía declinó pedir prisión preventiva, ya que se trata de una medida excepcional y se valoró que González cumple con los arraigos suficientes para mantenerse sujeto al proceso penal, por lo que no hay peligro de fuga.

La Fiscalía pidió que el sospechoso, de apellido González, firmara cada 15 días, no saliera del país ni usara más armas de fuego. | MARCELA BERTOZZI.
La Fiscalía pidió que el sospechoso, de apellido González, firmara cada 15 días, no saliera del país ni usara más armas de fuego. | MARCELA BERTOZZI.

Golpes. Francisco Segura, director del OIJ, comentó que tienen versiones de testigos, quienes aseguran que metros antes de donde ocurrió el hecho, hubo una maniobra de los conductores que generó molestia.

Añadió que en el camino, Romero rebasó el vehículo de González y frenó de repente, lo que provocó un pequeño choque.

El jefe policial expresó que esas versiones destacan que Romero, aparentemente, se bajó del vehículo y se dirigió directamente al auto de González y se dieron de golpes, pero González sacó un arma de fuego de la guantera de su carro y le disparó a Romero, quien falleció en el sitio, pese a las maniobras de resucitación que le practicaron paramédicos de la Cruz Roja.

Las autoridades judiciales revisarán las cámaras de seguridad de los comercios en la zona para determinar que causó la disputa.

Romero había sido el chofer y asistente del ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, por 20 años. Incluso, laboró con él en la Asamblea Legislativa y en el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

En la Casa Presidencial, Romero tenía una plaza como asesor presidencial, según confirmó el viceministro de Seguridad, Celso Gamboa, quien negó que el ahora fallecido tuviere entre sus funciones brindar seguridad a Benavides.

Romero tenía un permiso de portación de un arma de reglamento, pero se encontraba vencido desde febrero del 2011, según Control de Armas y Explosivos. La Policía no le halló ninguna pistola.

Etiquetado como: