Por: Carlos Arguedas C. 6 agosto, 2014

Dos hermanos, un hombre y una mujer, fueron asesinados ayer a balazos mientras caminaban frente a las instalaciones del Colegio de Contadores Privados, en Calle Fallas de Desamparados.

El hecho se produjo poco después de las 10 a. m. Fue perpetrado por dos individuos, quienes viajaban en una motocicleta de color rojo y blanco, informaron el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fuerza Pública.

Las víctimas, de apellidos Guzmán Arce (la mujer de 32 años, y el hombre de 29), tienen antecedentes por narcotráfico. Ella por introducción de drogas a un centro penal y el hombre por venta de estupefacientes, según las autoridades.

Sin embargo, la Policía informó de que la mujer, en las últimas semanas, trabajaba como cocinera en un negocio en el centro de Desamparados. Ambos habitaban en Torremolinos, un caserío que pertenece a Calle Fallas.

Los homicidios ocurrieron frente al Colegio de Contadores Privados, en Calle Fallas. Las víctimas caminaban por la orilla de la vía. | MARCELA BERTOZZI
Los homicidios ocurrieron frente al Colegio de Contadores Privados, en Calle Fallas. Las víctimas caminaban por la orilla de la vía. | MARCELA BERTOZZI

Zona de disputa. Juan Carlos Arias, jefe regional de la Fuerza Pública en San José, dijo que por los antecedentes de las víctimas y la forma en que fueron asesinados los hermanos, se podría presumir que se trata de una venganza o cobro por un asunto de drogas.

Las autoridades recordaron que la localidad de Torremolinos es considerada un lugar que es objeto de luchas por grupos dedicados al narcotráfico.

En febrero pasado, el Ministerio Público acusó en un juicio que se realiza en los Tribunales de San José a un hombre de apellido Zamora, alias el Indio, de controlar, entre otros sitios Torremolinos.

De acuerdo con la Fiscalía, si ese control peligraba se “eliminaba la potencial competencia”.

Tras el arresto del Indio, bandas de Hatillo, así como de Calle Fallas, se han disputado (con personas todavía afines a Zamora) el dominio de ese territorio. Tanto es así que en lo que llevamos de este año, en la calle que pasa frente al Colegio de Contadores han sido asesinadas otras dos personas, que para las autoridades se debe a esas disputas por el territorio.