Hijo de la víctima se encontraba en la casa, escapó y avisó a la policía

Por: Gustavo Fallas M. 15 septiembre, 2016
El OIJ presume que la causa de muerte de Murillo fue la asfixia.
El OIJ presume que la causa de muerte de Murillo fue la asfixia.

Semidesnudo, amordazado, atado de pies y manos y la cara desfigurada. Así fue encontrado el cuerpo de un hombre la mañana de este jueves dentro de su vivienda, ubicada en el barrio San Martín de San Sebastián, en San José.

La víctima es un sujeto identificado como Roger Murillo Burgos, de 42 años de edad, quien era vendedor tipo polaco y además tenía un bar clandestino dentro de su vivienda.

El hallazgo se dio a las 5:55 a. m. por parte de las autoridades policiales, luego de que el hijo del fallecido, un joven de apellido Murillo, de 18 años, dio la alerta a las autoridades.

Según el informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), a eso de las 5 a. m llegó un muchacho a la delegación de Fuerza Pública de Paso Ancho, indicando que lo habían atacado en la casa a él y su padre.

Atacados. De acuerdo con la versión del muchacho, él estaba durmiendo en la casa de su padre, cuando a eso de las 2 a. m. escucharon varios ruidos en el techo de la vivienda, abrieron la puerta para ver qué ocurría, pero dos sujetos que portaban un arma de fuego y chuzo eléctrico los atacaron.

El joven aseguró que a él le hicieron un candando chino, se desmayó y luego despertó en el baño amarrado y amordazado. Posteriormente, los sujetos le taparon el rostro, lo subieron a un vehículo, se lo llevaron y lo lanzaron a la vía pública en la urbanización Los Olivos, en Paso Ancho, donde después fue a buscar la ayuda policial, relató Murillo a los agentes judiciales.

Después de que el joven dio aviso a las autoridades, la policía se desplazó a la vivienda donde estaba el papá.

Cuando los policías llegaron, encontraron el cuerpo de Murillo sin vida, atado de pies y manos con una cinta plateada, la boca tapada, solo con un calzoncillo puesto y la cara ensangrentada. El cadáver estaba en uno de los cuartos, a un lado de la cama.

Preliminarmente, el OIJ cree que Murillo fue torturado y la causa de muerte fue la asfixia, pues el cuerpo no presentaba heridas de ningún tipo de arma.

Asimismo, el interior de la vivienda estaba desordenado, como si la casa hubiera sido registrada por los delincuentes.

Las autoridades aún no tienen claro cuál pudo haber sido el móvil del homicidio. Las autoridades recolectaron evidencia e hicieron las diligencias policiales para investigar lo sucedido y dar con el paradero de los agresores.

Por su parte, el hijo del fallecido fue llevado al Hospital San Juan de Dios, en San José, para que fueran valorados los golpes que presentaba.

El cuerpo de Murillo fue llevado a la Morgue Judicial, en San Joaquín de Heredia, donde se le realizará la autopsia para determinar la causa de muerte.

Casos recientes. Este es el cuarto caso en lo que va del mes de setiembre en que un hombre es hallado sin vida, amordazado y atado de pies y manos.

La noche del 1 de setiembre, Renzo Mora Hernández, de 29 años, fue asesinado a balazos en una calle solitaria de El Llano de Alajuelita, San José. Los sujetos que lo mataron lo torturaron y lo dejaron amarrado de pies y manos antes de matarlo.

Dos días después, el cuerpo de un hombre no identificado apareció en esas mismas condiciones en un lote baldío en San Miguel de Desamparados. El cadáver presentaba impactos de bala en la cabeza y el tórax.

El 5 de setiembre, un vendedor ambulante de 71 años fue localizado asesinado en su casa, ubicada en barrio Las Palmiras de Siquirres, Limón.

La víctima fue identificada como Gerardo Cascante Garita. El móvil del asesinato, se presume, sería el robo. Todos los casos se mantienen bajo investigación por parte de la Policía Judicial.