OIJ afirma que fallecido es una víctima inocente de la disputa entre dos grupos de hombres, por razones desconocidas

Por: Carlos Arguedas C. 2 noviembre, 2016
El cuidacarros recibió el balazo por la espalda y le salió por la tetilla izquierda. Murió de forma inmediata, dijo el OIJ.
El cuidacarros recibió el balazo por la espalda y le salió por la tetilla izquierda. Murió de forma inmediata, dijo el OIJ.

Un ciudacarros asesinado la noche del martes al quedar en medio de un tiroteo rogó a varias personas que intentaban salir del parqueo de la iglesia de Cinco Esquinas de Tibás, San José, que se alejaran del sitio cuando escuchó los primeros disparos.

El dato lo hizo público este miércoles Michael Soto Rojas, subdirector interino del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quien agregó que la petición la hizo el fallecido poco antes de recibir un balazo por la espalda y que le salió por la tetilla izquierda, el cual le provocó la muerte de forma inmediata.

El jefe policial dijo que el fallecido Bernardo Sánchez Pérez, de 57 años, al momento de comenzar la balacera, colaboraba para abrir el portón del parqueo de la iglesia, pues el martes el sacerdote Denis Feliz de la Cruz mostraba al nuevo cura, David Chaverri, las instalaciones.

"En la noche hubo una actividad en el templo. La gran mayoría de gente se había retirado. Quedaban unas pocas personas que tenían los carros en el parqueo y ya se iban a retirar cuando se dieron los hechos", dijo Soto.

Víctima colateral

Michael Soto dijo que el tiroteo se produjo cuando "un vehículo rural 4X4 tipo camioneta" se metió contravía (de sur a norte en la calle que pasa frente a la iglesia. Bajaron dos individuos que discutieron con otros dos sujetos que iban caminando por la acera frente a la iglesia. No sabemos que se dijeron. Los testigos solo dicen que escucharon la discusión y después se produjeron los disparos".

De acuerdo con el informe policial se escucharon cerca de 10 disparos. Los individuos que bajaron de la camioneta luego de disparar retornaron al vehículo y huyeron en contravía y luego siguieron hacia La Uruca.

En tanto, los sujetos que caminaban por la acera, al parecer, abordaron otro vehículo y escaparon hacia.

"En el sitio se recogeron siete casquillos de pistolas nueve milímetros. Estamos buscando con negocios posibles grabaciones de cámaras para tener más claro cómo fueron los hechos" dijo Soto.

Michael Soto afirmó que el fallecido no tenía antecedentes y en este caso resultó ser una víctima colateral de un enfrentamiento entre dos grupos. "No podemos afirmar que sea una cuestión de drogas pues también podría tener un móvil personal", relató el policía.

El OIJ informó de que con este homicidio ascienden a 465 los asesinatos perpetrados durante este año 2016. A esta misma fecha pero del 2015, se contabilizaban 481 crímenes.

Bernardo Sánchez tenía aproximadamente cinco años de dedicarse a cuidar vehículos frente a la parroquia de Cinco Esquinas de Tibás, que se llama San Agustín de Hipona.