Familia había denunciado el lunes anterior la desapareción del adolescente

Por: Carlos Arguedas C. 12 febrero, 2016
El cuerpo del menor estaba metido en bolsas plásticas y amarrado con cinta adhesiva blanca.
El cuerpo del menor estaba metido en bolsas plásticas y amarrado con cinta adhesiva blanca.

Un cuerpo encontrado el miércoles en un basurero clandestino de Río Grande en Concepción de Atenas, Alajuela, corresponde a un menor de 17 años.

El dato lo suministró el subdirector interino del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Luis Ángel Ávila Espinoza, quien agregó que se trata de una persona de apellidos Mercado Torres, quien era vecino de Pavas, San José.

La familia había denunciado, el lunes anterior, la desaparición del muchacho, confirmó Ávila, pero prefirió no ahondar en detalles, pues alegó que el asunto esta en investigación.

Ávila dijo que el cuerpo no presentaba lesiones de arma blanca ni de fuego, por lo cual se presume que la causa de muerte fue asfixia. No obstante, hizo ver que será Medicatura Forense la que determine con excatitud la causa de muerte.

El menor fue localizado al lado de una calle de lastre, que permite el ingresó a un basurero clandestino. El cuerpo estaba metido en bolsas plásticas y el cuerpo arrollado con cinta adhesiva.

Las autoridades investigan una versión sobre que el joven fue retenido por un grupo dedicado a la venta de drogas en Pavas y que a cambio de su liberación plantearon varias exigencias que no fueron aceptadas, razón por la cual se ejecutó el asesinato.

Esta situación hizo que las autoridades administrativas aumentaran la vigilancia en Pavas, pues se teme que este homicidio genere otros hechos violentos.

Etiquetado como: