Víctima tenía una bolsa plástica en la cabeza y las manos atadas hacia atrás

Por: Carlos Láscarez S. 25 noviembre, 2015
El cuerpo del individuo fue encontrado de medio lado y amarrado con sus manos hacia atrás. La víctima de tez blanca tenía su rostro tapado con una bolsa plástica negra. | FOTO CORTESÍA DE ÁLVARO SÁNCHEZ
El cuerpo del individuo fue encontrado de medio lado y amarrado con sus manos hacia atrás. La víctima de tez blanca tenía su rostro tapado con una bolsa plástica negra. | FOTO CORTESÍA DE ÁLVARO SÁNCHEZ

Un individuo de unos 50 años, cuya identidad no trascendió, apareció asesinado ayer dentro de la cajuela de un automóvil tipo sedán, confirmaron la Fuerza Pública y la Policía Judicial.

El hallazgo ocurrió a eso de las 12:05 p. m., en Poza del Chorro en La Cuesta de Corredores, en una calle de lastre situada a 40 metros de la carretera principal y rodeada de fincas de palma africana.

Las autoridades dieron con la víctima luego de recibir una llamada confidencial por parte de un hombre.

El fallecido fue localizado dentro en la cajuela semiabierta de un automóvil Nissan Sentra B14 blanco , el cual no portaba ninguna de las placas. Tampoco se le observaban balazos y tenía las ventanas abiertas.

En apariencia, el carro fue sustraído del lado panameño, versión que investiga la Policía Judicial. La línea limítrofe con ese país se sitúa a 400 metros de donde apareció el sujeto asesinado y a 6 kilómetros de Paso Canoas.

El occiso vestía un pantalón y una camiseta roja, además, tenía las manos amarradas hacia atrás con un mecate y una bolsa negra en la cabeza. Era de tez blanca y de contextura gruesa.

La Fuerza Pública custodió la escena en espera del OIJ. | ALFONSO QUESADA
La Fuerza Pública custodió la escena en espera del OIJ. | ALFONSO QUESADA

No se conoció si el fallecido presentaba heridas de fuego o si portaba algún objeto de valor.

Socorristas destacados en la delegación de La Cuesta corroboraron, a las 12:45 p. m., que el paciente ya no presentaba signos.

La casa más cercana se sitúa a 800 metros, por lo que el sitio solo es transitado en las mañanas y tardes por trabajadores que caminan hacia fincas cercanas.

Un lugareño manifestó a la Fuerza Pública que vio un carro con esas mismas características, cerca de las 9 a. m., en el poblado de Cuervito.

En los últimos dos años, esta es la cuarta persona que desconocidos van a dejar a ese lugar, donde, además, existe una poza que dejó de ser visitada por temor.