Fiscalía espera que conforme avance el caso se cambie tipo de delito

Por: Gustavo Fallas M. 1 abril, 2016

Los dos sujetos detenidos este viernes por el crimen de Alejo Leiva Lachner, de 21 años, quien fue atacado por una turba en Playas del Coco, Guanacaste, podrían verse favorecidos si no se determina quién dio la estocada que acabó con la vida del joven.

Estos hombres fueron aprehendidos este viernes durante cuatro allanamientos en Playas del Coco.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que tiene a otros tres individuos identificados, pero, los agentes no lograron captuarlos.

La situación que los favorecería en un proceso judicial es que estos cinco hombres está señalados por el delito de homicidio en riña, el cual se castiga solo con una pena de tres a seis años de cárcel, según lo establece el Código Penal en el artículo 139.

En cambio, si se lograra identificar quién fue la persona que dio la mortal puñalada, se le podría acusar de homicidio simple, cuya pena va de 12 a 18 años, o de homicidio calificado (cometido con alevosía y ensañamiento), el cual tiene penas de hasta 35 años de cárcel.

Asimismo, a los demás, se les podrían atribuir ese tipo de faltas en grado de complicidad, con lo cual recibirían penas fuertes.

infografiaEl Organismo de Investigación Judicial realizó un operativo en cuatro puntos en Playas del Coco para capturar a los sospechosos de asesinar a Alejo Leiva Lachner. (Fotografía: Rebeca Álvarez, corresponsal GN).

Los apresados este viernes fueron dos hermanos, de apellidos García Canales, de 23 y 30 años.

Uno de los hermanos es el taxista pirata con el cual Leiva y sus amigos tuvieron un altercado en la madrugada del 26 de marzo. Media hora después, una turba atacó a los jóvenes y, en medio de la pelea, Leiva fue asesinado.

Además de este crimen, a los sospechosos se les vincula con lesiones causadas a seis jóvenes que acompañaban al fallecido.

En el operativo, se decomisaron 25 teléfonos celulares y una tableta.

Delito menos grave. El director del OIJ, Wálter Espinoza, dio a conocer ayer, en conferencia de prensa, que a los apresados se les vincula con la falta de homicidio en riña. "Esa circunstancia, de alguna manera, evade la necesidad de nosotros establecer quién es el ejecutor directo del acto. No obstante, la investigación todavía continúa", manifestó.

De acuerdo con Tatiana Vargas, vocera de la Fiscalía,aunque de momento se les atribuya ese delito, las autoridades esperan que durante el proceso pueda cambiar el tipo de falta.

"Muchas investigaciones empiezan con un delito menos grave y pasa a uno mas grave, o podría no cambiar y juzgárseles por ese delito. No obstante, se espera que con la prueba se puedan individualizar los actos para que las personas responsables del homicidio reciban la sanción correspondiente", explicó Vargas.

Suficientes pruebas. De acuerdo con el jerarca de la Policía Judicial, en este caso tienen las suficientes pruebas para acreditar el crimen de Leiva a los cinco sujetos que tienen identificados.

"Tenemos una premisa suficiente, fuerte y contundente que permite afirmar la participación de ellos en los hechos delictivos", declaró Espinoza.

El jerarca de ese cuerpo policial detalló que entre las pruebas se tienen denuncias anónimas, así como entrevistas y videos recabados por los agentes de la delegación de Liberia.

"En las pesquisas que hemos realizado determinamos que en la riña participaron más de cinco y eso es parte del proceso en el que vamos a seguir trabajando", enfatizó.

Los hermanos de apellidos García Canales serán presentados este sábado ante el Juzgado Penal de Santa Cruz.

Contra ellos la Fiscalía pedirá seis meses de prisión preventiva, esto con el objetivo de mantenerlos sujetos al proceso penal.

Además, la Fiscalía pedirá pruebas médicas para ver si tienen lesiones compatibles con lo ocurrido en el altercado.

Noticia actualizada a las 6:48 p. m.

Etiquetado como: