30 marzo, 2015
Cerca del carro quedaron varios casquillos que la Policía recogió para investigación.
Cerca del carro quedaron varios casquillos que la Policía recogió para investigación.

El conductor de un "pick up" Nissan fue asesinado a balazos a las 3:55 p. m. de este lunes en Matina, Limón.

Fue identificado por las autoridades como Pablo Castro Barrantes, quien se dedica a instalar vidrios y se encontraba en esas actividades cuando fue sorprendido por dos encapuchados a bordo de una moto roja con negro. Desde la motocicleta el sujeto que iba atrás le disparó en varias ocasiones. Al menos dos balas lo impactaron en la cabeza.

Los vecinos escucharon las detonaciones y, al salir, vieron en carro en medio de una calle de lastre. Dentro de él un menor lloraba y gritaba ¡Mi tío, mi tío!

Una vecina lo sacó del carro para atenderlo mientras llegaban los socorristas. El menor no estaba herido, pero presentaba un crisis nerviosa.

La Cruz Roja recibió la alerta vía sistema 911 y envió una ambulancia de Guácimo al lugar, cerca del colegio de Matina, pero al llegar no había nada que hacer por el conductor.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegaron al sitio para recopilar indicios y proceder con el levantamiento del cuerpo.

Un niño que viajaba en el vehículo salió ileso y solo fue atendido por los socorristas debido a la crisis nerviosa que presentaba.

Se desconoce el móvil del crimen.