Conductor realizó un adelantamiento en falso y colisionó costado de la moto

 10 noviembre, 2013

Pérez Zeledón. El adelantamiento en falso de un chofer de apellido Pití, de 44 años de edad, provocó el choque que causó la muerte de una joven de 21 años de edad, en el sector conocido como la entrada hacia Cajón de Pérez Zeledón.

La mujer acababa de salir de trabajar de un almacén y se dirigía a su casa en San Pedrito de Cajón. | MARIO CORDERO
La mujer acababa de salir de trabajar de un almacén y se dirigía a su casa en San Pedrito de Cajón. | MARIO CORDERO

La colisión ocurrió el viernes a las 7 p. m.

Lisandro Arias, de 28 años de edad y esposo de la víctima, conducía la motocicleta y pretendió girar a la izquierda para ingresar a la comunidad de Cajón.

En el mismo momento, el chofer del furgón trató de realizar una maniobra de adelantamiento con el vehículo que conducía; sin embargo perdió el control y colisionó de costado con la motocicleta provocando la caída del chofer de esta y de su acompañante.

Al llegar al lugar, la Cruz Roja encontró el cuerpo sin vida de Evelyn Yulay Rojas García.

“Cuando llegamos a la escena encontramos el cuerpo de la joven ya sin vida, debido al impacto”, dijo Roger Núñez, paramédico de la Cruz Roja de Pérez Zeledón, quien atendió la emergencia.

“Su esposo estaba bien, solo con unos pequeños golpes, por eso no fue necesario hospitalizarlo; sin embargo fue atendido por una crisis nerviosa”.

Aarón Mora, oficial de tránsito, informó que a ambos conductores se les practicó la prueba de alcoholemia; sin embargo los resultados fueron negativos.

“Al parecer, el chofer del vehículo pesado iba en el mismo sentido de la motocicleta e invadió el carril”, finalizó Mora.

Homicidio culposo. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ), calificó la acción del chofer del furgón como homicidio culposo, por lo fue detenido y puesto a las órdenes del Ministerio Público.

El OIJ realizó el levantamiento del cuerpo de la joven a eso de las 10:40 p. m. y fue trasladado a la Morgue Judicial para la respectiva autopsia.

Tatiana Torres, vecina de la fallecida, dijo que Rojas tenía un año de casada con Arias y que vivían en el sector de San Pedrito de Cajón. “Ellos venían de un almacén en San Isidro centro en donde ella trabajaba. Era una persona encantadora, amable y le gustaba ver y practicar el fútbol”, dijo.

Etiquetado como: