Aumentaron cantidad de agentes y retomaron contacto con Policía

Por: Katherine Chaves R. 10 noviembre

Los dos asaltos ocurridos en Multiplaza Escazú entre el 31 de octubre y el 8 de noviembre obligaron a los centros comerciales a revisar y mejorar sus planes de seguridad.

Así lo dieron a conocer los voceros de Plaza Tempo, Plaza Lincoln, Avenida Escazú y Paseo de las Flores, luego de consultas hechas por este medio.

La necesidad de un ambiente seguro se vuelve imperiosa cuando faltan pocos días para que arranque una de las épocas de más movimiento en el mercado: el viernes negro y las compras navideñas.

Entonces, el objetivo es evitar ser una presa fácil para los delincuentes. Para ello, en su mayoría, los centros comerciales aumentaron la cantidad de agentes de seguridad privada y retomaron el contacto con autoridades policiales.

Algunos otros generaron una comunicación directa entre gerentes y jefes de seguridad de diferentes malls para alertarse ante cualquier actitud sospechosa.

Los asaltos que alarmaron a los empresarios ocurrieron en un corto lapso de tiempo entre uno y otro. El primero se suscitó el 31 de octubre en la joyería Eurochronos, dentro de Multiplaza Escazú. Ese día, nueve hombres con los rostros pintados con una calavera ingresaron y robaron un botín de unos ¢162 millones. Solo uno de ellos ha sido detenido.

El otro atraco se dio ocho días después, cuando dos sujetos encañonaron a una vendedora de lotería en ese mismo mall. Le robaron ¢500.000 y los enteros.

Dos sujetos abordo de una moto asaltan un puesto de lotería dentro de Multiplaza Escazú,. Foto cortesía
Dos sujetos abordo de una moto asaltan un puesto de lotería dentro de Multiplaza Escazú,. Foto cortesía
Acercamiento con Policía

En Paseo de las Flores, hicieron una revisión del protocolo que tienen para atender este tipo de emergencias.

"El asunto es siempre tener comunicación directa con la Fuerza Pública. Nuestros oficiales de seguridad privada no están para intervenir de manera física, mucho menos si aparentemente hay armas de fuego de por medio.

"Nuestra labor es muy de alertar y de dar seguimiento. Buscamos no causar pánico para que malhechores no se asusten y, por ello, maten a una persona", dijo Juan Carlos Zúñiga, gerente de ese mall.

En ese sentido, Zúñiga contó que tuvieron un acercamiento con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Heredia y la Fuerza Pública para analizar lo que ocurrió en Multiplaza.

"Normalmente los asaltantes no son malhechores de madurez, sino que son muchachos arriesgados. Ese tipo de gente le cuesta controlar impulsos, si es con arma, van a tender a ser más agresivos, más amenazantes", dijo Juan Carlos Zúñiga

"Esa reunión fue más para ver el modo de operar de las bandas (…) Y el objetivo es que estas citas se conviertan en una costumbre", mencionó.

De momento, acordaron tener una o dos parejas de la Policía dentro del centro comercial y una unidad de la Fuerza Pública haciendo rondas en los exteriores del mall. Esto se hará todo diciembre.

Pero, ese encuentro también sirvió para generar un grupo de WhatsApp, donde participan tanto los jefes policiales como los gerentes y jefes de seguridad de los centros comerciales de Heredia, añadió Zúñiga.

"Queremos comunicarnos sobre gente sospechosa", agregó.

También promoverán, para más adelante, una capacitación para las personas que trabajan en los locales. "Ellos son los afectados directos y son quienes más deben saber cómo reaccionar".

"Tenemos bien planificado nuestro protocolo de seguridad en caso de emergencia que involucra tanto a personal operativo, de seguridad, a los inquilinos y a las autoridades (...) Hemos aumentado el personal de seguridad y se han reforzado procedimientos con cada uno de los inquilinos", Carolina Rudín, de Plaza Tempo

Por su parte, Roberto Carballo, gerente de Operaciones de Grupo Roble, encargado de Multiplaza Escazú y Curridabat, manifestó que también tuvieron acercamiento con Policía Municipal y Fuerza Pública.

"Se están realizando recorridos permanentes en el perímetro de Multiplaza", indicó.

Adriana Acosta, gerente de Mercadeo de Avenida Escazú y de Plaza Lincoln, aseguró que ellos ya se reunieron con las autoridades respectivas para tomar medidas.

También se consultó a agencias de comunicación para conocer el plan de seguridad de Plaza Real Cariari, pero no se obtuvo respuesta.

Más agentes

Además del contacto con la Policía, los centros comerciales también refuerzan su seguridad privada.

Tal es el caso de Avenida Escazú, Paseo de las Flores, Plaza Tempo, Multiplaza y Plaza Lincoln. Ellos confirman el aumento en el recurso aumento; sin embargo, por un tema de estrategia, prefieren reservarse la cifra.

Carballo, de Grupo Roble, explicó que se reforzará y aumentará la presencia de oficiales de seguridad en puntos estratégicos de los centros comerciales. Además, se incorporaron oficiales armados en lugares específicos en su interior.

Zúñiga, de Paseo de las Flores, dijo que se inyectó más personal, tanto motorizados como agentes que andarán a pie por las instalaciones.

Adriana Acosta, de Plaza Lincoln, aseguró que, además de reforzar el recurso humano, también mejoran los medios electrónicos de monitoreo.

Por su parte, Carolina Rudín, vocera de Plaza Tempo, detalló que también se reforzaron los procedimientos con cada uno de los inquilinos del área comercial.

OIJ encuentra fallas en colocación de cámaras

Marco Carrión, jefe de la sección de asaltos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), indicó que hay fallas en la colocación de las cámaras de seguridad en los comercios.

Según dijo, en su mayoría son puestas a más de 1,75 metros de altura, lo que no permite ver al asaltante ni tener una idea de su tamaño. En otras palabras, dan una visión muy perpendicular.

Por el contrario, apuntó, los dispositivos deben estar a 1,70 metros de altura, puesto que es el tamaño promedio de los costarriceneses.

Esto, según explicó, permitirá reconocer a los delincuentes con mayor facilidad.