Tras una año de investigaciones el OIJ capturó al líder de la banda que seguía en fuga y estaba en nuestro país

Por: Hugo Solano 6 septiembre, 2014

Luego de un año de investigaciones, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en Alajuela detuvieron al líder de una banda que secuestró a tres ticos en Panamá en agosto del 2013.

Se trata de un jamaiquino de 35 años, de apellidos St. Vincent Smith.

El jamaiquino cayó luego de un allanamiento a su vivienda en Alajuela. El OIJ también allanó la casa de su compañera sentimental donde encontró una pistola y otras evidencias.
El jamaiquino cayó luego de un allanamiento a su vivienda en Alajuela. El OIJ también allanó la casa de su compañera sentimental donde encontró una pistola y otras evidencias.

El domingo 25 de agosto del año pasado, tres costarricenses que se encontraban en el vecino país de Panamá por cuestiones laborales transitaban por la vía pública a bordo de un vehículo y se detuvieron al llegar a un supuesto retén policial.

Una vez que se detuvieron, los falsos policías los amenazaron con armas de fuego y se los llevaron hasta una vivienda ubicada en ese país, donde los mantuvieron retenidos.

Un socio de los costarricenses secuestrados que se encontraba en Costa Rica recibió una llamada horas después, mediante la cual le indicaron que si quería volver a ver a sus compañeros debía pagar $50.000. El dinero tenía que dejarlo dentro de un maletín en Infiernillo en Alajuela.

Luego de recibir la llamada, el socio puso en conocimiento de lo que sucedía a los agentes del OIJ de Alajuela, quienes organizaron un operativo.

Tras realizar el pago del dinero solicitado, y una vez que los ofendidos fueron dejados en libertad, los agentes del OIJ detuvieron en Cinco Esquinas de Tibás a tres sospechosos de formar parte de la banda que organizó y ejecutó el secuestro.

Las autoridades policiales de Panamá, en coordinación con las locales, detuvieron allá a varios sujetos de la misma banda, sospechosos de cometer el secuestro extorsivo.

Las investigaciones en torno a este caso en nuestro país continuaron por parte de los agentes judiciales de la sección de Delitos Varios, quienes lograron identificar como principal sospechoso de formar parte del grupo secuestrador al jamaiquino, por lo que ayer a eso de las 6 a. m. se le allanó su casa en San Rafael de Alajuela y quedó detenido.

Los investigadores judiciales allanaron un local comercial en el centro de esa provincia, que es propiedad de la pareja sentimental del jamaiquino. En el operativo se decomisó una computadora, documentación, así como una pistola calibre 0.45.

El detenido fue pasado con un informe al Ministerio Público y se le impusieron tres meses de prisión preventiva.