7 diciembre, 2013

Ariana María Aguilar Fonseca y su hija recién nacida se encuentran hospitalizadas en estado delicado, luego de que el viernes por la noche fueron baleadas en el supermercado Fresh Market en Guayabos de Curridabat.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que la agresión ocurrió a eso de las 10:15 p.m., cuando varios hombres ingresaron a asaltar el local comercial en donde Aguilar es la encargada de la caja registradora. En ese momento, ella estaba embarazada.

Según Jacqueline Aguilar Fonseca, madre de la agredida, su hija tenía 8 meses de embarazo y durante el robo le dispararon en el abdomen.

“Mi hija fue trasladada por la Cruz Roja hasta el Hospital Calderón Guardia, ahí la sometieron a una cesárea de emergencia para tratar de salvar la vida de la bebé. Ahora se encuentra en estado delicado porque la bala traspasó sus intestinos”, relató la madre.

Luego de la cesárea la menor fue trasladada hasta el Hospital Nacional de Niños. Ahí fue operada a las 3 a.m., pues la bala también rozó sus piernas.

La niña se encuentra en el área de cuidados intensivos de este centro médico.

La Policía Judicial investiga el paradero de los sospechosos.

Etiquetado como: