Por: Carlos Láscarez S. 27 septiembre, 2013

El detenido fue custodiado por agentes judiciales. | EDGAR CHINCHILLA
El detenido fue custodiado por agentes judiciales. | EDGAR CHINCHILLA

Naranjo. Un hombre de apellido Cerro, de 28 años, fue detenido ayer por la Fuerza Pública y el OIJ, como sospechoso de liderar una banda que secuestró el lunes pasado a un finquero de 60 años y su hijo de 25.

La detención del sospechoso ocurrió a las 9 a.m. en Los Baches de Barranca de Naranjo, a seis kilómetros de la lechería donde irrumpieron para secuestrar a ambos.

Reinaldo González, jefe policial de la región 9 de la Fuerza Pública de San Carlos, afirmó que el detenido fue condenado por matar en Nicaragua al pastor de una iglesia evangélica, aunque desconocía si había cumplido la pena o se encontraba prófugo.

Agregó que en el lugar se encontró prueba contundente, como lo fue un teléfono celular, el cual pertenecía a otro finquero de Turrialba, al cual despojaron hace tres semanas de ¢1.5 millones en efectivo, joyas varias y un celular.

Con ese mismo aparato, al parecer han efectuado llamadas y amenazas de muerte contra el finquero que secuestraron esta semana, a quien le solicitaron el pago de ¢. millones a cambio de su liberación.

Ante la posibilidad de que los otros dos cómplices estuvieran ocultos en el lugar, oficiales de la Unidad Especial de Apoyo (UEA) allanaron el sitio, pero no se encontraba ninguno de los dos.

Los hombres buscados son de apellidos Aroldo y López, con edades entre los 24 y 28 años, de contextura delgada y cabello largo. Se les considera como peligrosos.

Una fuente policial indicó que los sospechosos llegaban a lecherías a pedir trabajo y que luego solían asaltar y hasta extorsionar a sus patronos en Sarchí, Zarcero y La Palmita de Naranjo.