Implicado usa dos nombres y tiene dos cédulas, una tica y otra nicaragüense

Por: Carlos Arguedas C. 17 marzo, 2014

Pococí. Un hombre que asegura ser comerciante fue detenido el sábado en la noche en un bar de Campo Cinco de Cariari, Pococí, Limón, como sospechoso de intentar matar a su esposa, una fiscala nicaraguense, en noviembre del 2012.

El sujeto se fugó en julio del 2013 de una cárcel en Jinotega, Nicaragua. En Costa Rica lo buscaba el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), que le atribuye el asesinato a balazos de un campesino durante una riña en octubre del 2006.

El implicado posee una cédula costarricense con el nombre de Juan Carlos Obando Navarrete, que indica que nació en Upala, Alajuela, hace 28 años.

Sin embargo, en Nicaragua tiene otra identificación con el nombre de Juan Carlos Obando Carballo y señala que tiene 34 años, según informó la Policía de Jinotepe, en el Departamento de Carazo.

Antecedentes. El OIJ señaló que a Obando se le vincula en nuestro país con el asesinato de Alexander Araya Mora, de 26 años, que ocurrió la noche del 21 de octubre del 2006 en un bar en Campo Cinco, ubicado a 200 metros de distancia de donde lo capturaron el sábado.

En aquella ocasión, Araya tuvo un altercado con Obando por asuntos personales. Según el reporte policial el sospechoso, presuntamente, sacó un arma de fuego y disparó en dos ocasiones contra Araya, quien murió en el lugar.

Asimismo, una mujer que los acompañaba terminó en el hospital pues sufrió golpes de consideración durante la pelea.

Obando huyó del lugar después del asesinato y su ubicación se mantuvo desconocida para las autoridades todos estos años.

Ahora trascendió que en noviembre del 2012, Juan Carlos Obando Navarrete fue detenido como sospechoso de agredir a su esposa, la fiscala de Nicaragua María Leonor Montiel Navarro.

Juan Carlos Obando, sentado, fue detenido el sábado. | REINER MONTERO
Juan Carlos Obando, sentado, fue detenido el sábado. | REINER MONTERO

Maribel Palma, oficial de la Policía Nacional de Nicaragua, en Jinotepe, dijo ayer por teléfono que “el tipo era un agresor consuetudinario”. “El día de los hechos se dio una discusión en la cual intentó matarla con una arma blanca” relató.

Posteriormente, el 6 de julio del 2013, el diario Hoy de Nicaragua informó de que Juan Carlos Obando –preso desde el 28 de noviembre del 2012 por el delito de femicidio en grado de frustración– se escapó de la cárcel de Jinotega, junto con otros tres prisioneros, luego de cortar con una sierra los barrotes de la prisión. Un oficial que custodiaba la cárcel no se percató de la fuga.

Maribel Palma explicó que la fiscala Leonor Montiel se recuperó de las heridas que le causó Obando y sigue trabajando. Pero, ahora, al salir de la oficina siempre viaja acompañada por dos oficiales de la Policía, pues se teme un nuevo ataque contra su vida.

El Organismo de Investigación Judicial informó ayer de que Obando enfrentaba una orden internacional de captura de parte de la Policía Internacional (Interpol).

El arresto del individuo se produjo cuando oficiales de la Fuerza Pública recibieron una llamada anónima, informando de que un sujeto que pretendió dar muerte a una fiscala en Nicaragua se encontraba en un bar de Campo Cinco.

El arresto se produjo el sábado a las 10 p.m. sin que Obando opusiera resistencia. El sospechoso quedó a la orden de la Fiscalía. Colaboró: el corresponsal Carlos Hernández