Hombre tendría unos 20 años y es de tez negra, según la Fuerza Pública

Por: Carlos Láscarez S. 19 febrero, 2015
Oficiales de la Fuerza Pública y del OIJ inspeccionaron, de manera minuciosa, el lugar donde apareció el cuerpo en Limón. | RAÚL CASCANTE
Oficiales de la Fuerza Pública y del OIJ inspeccionaron, de manera minuciosa, el lugar donde apareció el cuerpo en Limón. | RAÚL CASCANTE

Limón. El cuerpo quemado de un hombre, cuya edad rondaría los 20 años, fue encontrado ayer por un lugareño, quien alertó sobre el hallazgo por medio del sistema de emergencias 911.

El descubrimiento se dio cerca de las 2 p. m. en la localidad de Villa Plata de Limón, en un camino rural que comunica con la comunidad de Cielo Amarillo.

Según los reportes policiales, los restos estaban quemados en un 70%, por lo que resultaba imposible reconocerlos.

El cuerpo fue localizado cerca de un barranco y en una zona boscosa. De tez negra, no tenía ningún documento de identificación, por lo que se procederá a efectuar un análisis forense para conocer de quién se trata.

El sitio es usado como basurero y carece de electricidad; allí se han registrado varios asaltos y violaciones, según la Policía.

El vecino Omar Hurtado manifestó que a eso de las 11 a. m. pasó por el lugar rumbo a la casa de su madre, en Cielo Amarillo, pero no notó nada irregular.

A su regreso, le extrañó el intenso movimiento policial que había en la ruta.

Otros casos. El 12 de enero anterior, en un potrero de la comunidad de Santa Fe de Ceibón, en Limoncito de Limón, apareció calcinado el cuerpo de un hombre, cuya dentadura estaba intacta. La Policía cree que se trata de Kevin Gardner Gordon, de 45 años, quien había sido retenido dos días antes cerca del aeropuerto de Matina.

Asimismo, el 23 de enero, pero en la finca bananera Palo Verde, localizada a 14 kilómetros del centro de Cariari de Pococí, el cuerpo de un hombre cuya identidad no trascendió, fue localizado quemado, con las manos atadas hacia atrás y un balazo en la cabeza. Este fue descubierto por dos trabajadores de la finca que fumigaban las plantas y lo observaron bocabajo.

El cadáver estaba a unos 75 metros de una calle de lastre, cerca de un desagüe y de una estructura de metal utilizada para acarrear fruta.