Grupo estuvo dentro de una vivienda 20 minutos. Las víctimas salieron tres horas después

Por: Carlos Arguedas C. 23 octubre
La casa en que retuvieron a una familia anoche, era revisada minuciaosamente por agentes del OIJ de Grecia este domingo.
La casa en que retuvieron a una familia anoche, era revisada minuciaosamente por agentes del OIJ de Grecia este domingo.

Los miembros de una banda que el sábado anterior retuvieron a una familia en calle San José de Grecia, Alajuela, ejecutaron un meticuloso plan que les permitió huir sin ser detectados, aunque la Policía sostiene que el móvil fue el robo y que solo se llevaron ¢200.000 en efectivo.

Wálter Espinoza Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quien reveló este lunes una buena cantidad de los detalles sobre el suceso, dijo que el asunto es complejo y que todavía se encuentra en el periodo de recolección de pruebas y testimonios.

Agregó que no hay detenidos ni posibles sospechosos, pues las víctimas alegan que nunca pudieron ver los rostros de los perpetradores, ya que se cubrían con abrigos con gorro.

Golpe con mucha planificación
Golpe con mucha planificación

Asimismo, agregó que los afectados manifestaron que los individuos eran jóvenes y llegaron con armas cortas "plateadas igual a las de las películas" y siempre decían: "donde está la plata", o "dennos las joyas".

Ninguno de los perjudicados tiene antecedentes judiciales y ninguno resultó herido. Únicamente una mujer sufrió un ataque de nervios, por lo cual requirió atención médica.

El sitio donde se desarrollaron los hechos es propiedad de Eddy Fallas Alfaro, de 33 años y se trata de un complejo en el cual hay tres viviendas que, entre otras cosas, cuenta con un moderno sistema de vigilancia con cámaras.

Estudio previo

El director del OIJ dijo que los sujetos que retuvieron a la familia ejecutaron un plan que comenzó el sábado a las 5 p. m. en el centro de Atenas, Alajuela, donde Fallas, junto a su compañera sentimental, Keily Solano Araya, de 31 años, tienen un lubricentro.

Luego de cerrar el negocio, una empleada de ellos, de apellido Barrantes, de 24 años, abordó un pick-up para dirigirse a calle San José de Grecia, donde vive junto a la casa de los patrones. Consigo llevaba un sobre con ¢200.000 producto de las ventas del día. Atrás la seguía un compañero, en una motocicleta.

Cuando circulaba por Santa Eulalia de Atenas fue interceptada por dos vehículos. A ella, después de amenazarla, dispararle al parabrisas, la amarraron de manos y, la pasaron para el asiento de atrás. Eran tres captores que siguieron con rumbo a Calle San José.

En tanto, el otro empleado, que iba en una moto, también fue retenido y se lo llevaron en otro carro para un motel en Río Segundo de Alajuela.

Wálter Espinoza dijo que cuando los asaltantes llegaron a Calle San José, se metieron a una de las casas donde retuvieron a seis personas (dos menores, una pareja de novios, Barrantes y la madre de ella). Allí permanecieron cerca de 20 minutos. Tras revisar el inmueble, huyeron, se presume, a pie, por un cañal.

Aviso sobre hecho

Wálter Espinoza dijo que el aviso sobre la retención de la familia lo suministró Fallas a las 5:48 p. m. al Sistema de Emergencia 9-1-1, luego de que su compañera sentimental lo alertara sobre una situación inusual.

Según el director del OIJ, Solano pudo observar cuando los tres individuos con armas de fuego metían a las personas a la casa. Ella se refugió en una vivienda contigua.

Espinoza añadió que la Policía Judicial conoció sobre la situación a las 6:10 p. m. y que a las 6:20 p. m. llega al sitio la primera unidad policial.

Para ese momento, ya los presuntos asaltantes habían escapado del lugar por la parte de atrás de la casa, donde hay una plantación de caña de azúcar.

El jefe policial declaró que las víctimas contaron que los sujetos huyeron cuando escucharon la sirena de una radiopatrulla.

"Ellos le dicen a los ocupantes que se van a ir, que se van a mantener en los alrededores de la casa por si ellos salen, que si salen de la morada les van a disparar. Como consecuencia de esa circunstancia la familia permanece dentro de la vivienda aproximadamente hasta las 9 de la noche", agregó.

Espinoza insistió en que cuando la policía llega al sitio ya los captores habían salido.

Sociedad con desaparecidos

Eddy Fallas y Keily Solano son oriundos del cantón de Corredores, pero tienen bastante tiempo de vivir en Grecia. La pareja es dueña del lubricentro y en el Registro Nacional figuran como propietarios de varios carros y tráileres.

Solano, además, es socia en otras tres sociedades en las cuales figura Lester Francisco Román Pastran, quien es el padre de los dos hijos de ella.

Román, según el OIJ, junto a su hermano Didier Anchía Pastran, de 27 años, están desaparecidos desde el 21 de junio del 2016. Se les vio por última vez en Cartago.

Lester Francisco Román había descontado prisión preventiva en la cárcel de San Sebastián, durante cinco meses, por cometer una infracción a la Ley de Psicotrópicos, según el Ministerio de Justicia y el Poder Judicial.

Asimismo, un hermanastro de los desaparecidos, Elther Kenner Chavarría Pastran, de 40 años, había sido asesinado a balazos el 21 de setiembre del 2016, frente al liceo ubicado en el Pacto del Jocote, en San José de Alajuela.

Etiquetado como: