Homicidios en cantón se duplicaron el año pasado en relación con el 2013

Por: Carlos Arguedas C. 10 junio, 2015

Corredores. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) determinó que la bala que el lunes mató a un niño de 10 años, en La Cuesta de Corredores, recorrió cerca de 70 metros.

A esa conclusión llegaron ayer los agentes al inspeccionar el sitio de la balacera entre narcos y oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD), que se produjo en una calle al costado oeste del cementerio, en la ciudadela Tamayo, en La Cuesta de Corredores, cerca de la frontera con Panamá.

En el lugar, el OIJ encontró 15 casquillos, 12 que pertenecen a armas de desconocidos y tres, a armas oficiales y que eran calibre 9 mm y .40.

La Policía Judicial todavía no determina de cuál arma provino el disparo, pues deben concluirse estudios de trayectoria, y de entrada y salida en la víctima, entre otros análisis.

En la refriega también resultaron heridos dos agentes de la PCD, de apellidos Solano y Granda. Uno de ellos fue llevado al Hospital Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón, donde le operaron una pierna. El segundo se recupera en otro centro médico, dijo el ministro de Seguridad, Gustavo Mata Vega.

Oficiales de la Fuerza Pública rastrearon el área de la balacera donde fueron localizados 15 indicios balísticos, 12 percutidos por armas desconocidas y tres por armas oficiales, informó el OIJ. | ALFONSO QUESADA
Oficiales de la Fuerza Pública rastrearon el área de la balacera donde fueron localizados 15 indicios balísticos, 12 percutidos por armas desconocidas y tres por armas oficiales, informó el OIJ. | ALFONSO QUESADA

Confuso hecho. El incidente se produjo a las 3:15 p. m., del lunes, cuando dos oficiales de la PCD que iban en un automóvil de color blanco, trataban de ubicar un lugar donde distribuyen droga, como parte de una investigación de tráfico local de estupefacientes, afirmó Gustavo Mata.

El ministro explicó que, en determinado momento, otro auto se les atravesó y bajaron cuatro individuos, uno con escopeta y los otros con armas cortas.

Mata dijo que los oficiales se identificaron como policías, pero, en ese instante, uno de los desconocidos disparó.

El OIJ comunicó que los sospechosos despojaron de sus armas de fuego a los efectivos e iniciaron la agresión, hiriendo a los dos policías, quienes huyeron del lugar y se estacionaron a unos 150 metros de distancia.

El escolar fallecido, Dennis Andrés Mora Venegas, estaba en la calle frente a su casa, al parecer jugando, cuando ocurrió la balacera, comunicó el OIJ.

Doris Durán Monge, una vecina de ciudadela Tamayo, dijo que cuando escuchó las detonaciones, creyó que se trataba de bombetas y salió a la calle. “En eso, pasaron dos carros, uno gris doble cabina y un automóvil blanco (...).Veo a un chavalo sacar una mano y disparar hacia atrás (...), iba en la puerta izquierda, atrás; era agente de la PCD (...). Los dos vehículos eran de la PCD y se estacionaron adelante (...). Fue cuando desde ese carro dispararon que el chiquito cayó”, narró.

Entre tanto, Yuri Pérez Medina, prima del escolar fallecido, comentó que estaba dentro de su casa cuando escuchó los disparos y salió.

Agregó que ella vio al niño agacharse y, como no se movía, se acercó a él y notó que estaba herido, por lo que comenzó a pedir ayuda. La madre del niño, Elizabeth Venegas, salió, lo recogió y lo introdujo en la casa, donde fue declarado muerto por socorristas.

Estadísticas del OIJ revelaron que en el cantón de Corredores los homicidios se duplicaron el año pasado en relación con el 2013: pasaron de 8 crímenes a 18.

Hasta abril de este año se registraban 4.