Gatilleros, en apariencia, seguían a un familiar de la víctima, quien resultó ileso

Por: Carlos Láscarez S. 18 octubre

Una adulta mayor de 88 años falleció la tarde de este miércoles en el Hospital San Juan de Dios, a donde fue trasladada grave luego de que fue impactada por una bala perdida, mientras descansaba en el corredor de su vivienda.

El tiroteo ocurrió a las 2:45 p.m., 100 metros al norte de la cárcel de mujeres El Buen Pastor, en San Rafael Arriba de Desamparados, luego de que dos pistoleros pasaron disparando, confirmó la Policía.

La víctima permanecía en el corredor de su vivienda en el momento en que fue impactada en la cabeza por una bala.
La víctima permanecía en el corredor de su vivienda en el momento en que fue impactada en la cabeza por una bala.

La víctima fue identificada como Nannie Fallas Castro, quien recibió un balazo en la cabeza, el cual le ingresó por el rostro y salió por la parte trasera de la cabeza, según el reporte de la Cruz Roja.

La Policía Judicial dijo, preliminarmente, a las 5:15 p.m., que en apariencia el objetivo era un familiar de Fallas, quien se dirigía hacia un taller mecánico, situado dentro de la misma propiedad.

Al parecer, minutos antes de la balacera varios sujetos preguntaron por un empleado del taller, el cual era alquilado por allegados de Fallas.

Cristofer Calderón, socorrista de la Cruz Roja, manifestó al momento en que arribó al centro médico que fue necesario efectuar un trasbordo a una unidad de soporte avanzado.

"Observamos una herida de arma de fuego en su cara, que tenía salida en la parte posterior. Su traslado se efectuó de manera expedita", manifestó Calderón.

Luego de las múltiples detonaciones, oficiales de la Fuerza Pública resguardaron el sitio y efectuaron diversos cierres de carrretera, con la intención de ubicar a los sospechosos; sin embargo, no fue posible ubicar a los gatilleros.

A las 6:40 p.m. de este miércoles permanecían agentes judiciales fuera de la casa de Fallas, recolectando evidencias.
A las 6:40 p.m. de este miércoles permanecían agentes judiciales fuera de la casa de Fallas, recolectando evidencias.

Cristian Zamora Marín, jefe de la Fuerza Pública de Desamparados, dijo que desconocía las características de la motocicleta involucrada, por lo que al llegar se custodió la escena, en espera de los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Se conoció que fuera de la vivienda se recolectaron al menos 15 casquillos, al parecer de pistola de calibre 9 milímetros.

Gustaba jugar naipe. Según Teodoro Marcia Obando, quien vivía en la misma casa de la adulta mayor fallecida y su hermana Lillian, esta siempre solía sentarse en el corredor, luego de que almorzaba.

"Salí a la 1:15 p.m. y me despedí de ella (Nannie) como de costumbre. A las 5 p.m. la señora que cocinaba me llamó para comentarme lo ocurrido. Ella había enviudado hace tres años, para un 31 de diciembre. Era una señora muy pacífica y alegre, a la cual le encantaba jugar naipe en las tardes con su hermana, ya que la otra (Sonia) había fallecido. Habitaban en una propiedad familiar grande, donde además hay un taller mecánico", dijo Marcia.

Este adulto de 62 años habita en la misma propiedad desde hace seis años, cuando las hermanas lo 'adoptaron' como uno más de la familia, por lo que como agradecimiento siempre se encargaba de las labores de limpieza en las zonas verdes y cuidar en las noches.

"La veía como una segunda madre; nunca me cobró por la dormida ni la comida. Le gustaba cuando le juntaba los cases. Pese a su edad, gustaba de cocinar, aunque usaba un bastón, debido a un problema en una pierna, además de que era diabética. Nunca la vi amanecer de cólera y no tuvo hijos ", añadió con nostalgia Marcia.

El hombre, oriundo de Santa Rosa de Pocosol de San Carlos, recordó que la fallecida gustaba sentarse en un sillón de rodines a ver pasar gente y los carros Recordó que a la adulta le encantaba cocinar con leña y tomar café a las 5 p.m.

Debido a que las autoridades judiciales cerraron la vía por 100 metros, en la zona se reportó un caos vial por varias horas, ya que es una calle muy transitada, tanto por lugareños como para los que se dirigen a cantones cercanos como Aserrí.

También varios pasajeros de autobuses sufrieron inconvenientes para llegar a sus casas, ya que estos se desviaban de ruta.