Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 1 junio, 2015

Violaciones, abusos sexuales y homicidios contra menores también han marcado los primeros meses de este 2015.

En Upala, dos hermanitos fueron atacados. El niño de 11 años fue asesinado y la hermana, de 9, escapó. | ÉDGAR CHINCHILLA /ARCHIVO.
En Upala, dos hermanitos fueron atacados. El niño de 11 años fue asesinado y la hermana, de 9, escapó. | ÉDGAR CHINCHILLA /ARCHIVO.

Uno de los casos más recientes ocurrió el 19 de mayo en Valle Bonito de San José de Upala, Alajuela.

Una niña de 9 años y su hermanito de 11, quienes iban hacia la escuela, fueron atacados, supuestamente, por un vecino conocido de la familia, de apellido Umaña y 19 años. Aparentemente, el hombre agredió sexualmente a la niña.

Un día después, la menor apareció refugiada en la montaña pues había logrado escapar del sujeto. Empero, a su hermano lo hallaron asesinado.

El viernes, en Santa María de Dota, San José, las autoridades hallaron a una niña de 9 años asesinada y amarrada a la cama, en su casa.

Poco después, la Policía descubrió al hermano de 11 años también muerto, y posteriormente fueron encontrados ambos padres asesinados.

Las autoridades investigan si se dio algún ataque sexual.

Cercanos. Una de las preocupaciones de las autoridades es que muchos de los ataques se den por personas cercanas a los menores e incluso por familiares.

María Fullmen Salazar, viceministra de Seguridad, explicó que, de enero a mayo, la Fuerza Pública atendió 28 casos de abuso sexual. En la mitad de los casos, las víctimas reconocieron a los agresores y, de estos, el 60% eran parientes.

En marzo, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo a un individuo en Los Chiles de Alajuela porque, supuestamente, mantuvo a su hijastra de 12 años encerrada durante un año para violarla.

El hombre le impedía asistir a clases y luego le prohibió salir de la casa, dijeron las autoridades. Además, al parecer, la explotaba sexualmente pues terceros pagaban para violarla.

La Policía apresó al sospechosos, de apellido Arauz y 32 años, pero la madre de la menor se negó a denunciarlo.

En ese mes, en San Carlos de Alajuela, otro padrastro fue condenado a 42 años de prisión por violar a su hijastra y embarazarla cuando tenía 13 años. Las autoridades detallaron que la menor era agredida desde los 9 años.

El sentenciado fue José Rafael Rodríguez Berrocal, de 41 años.

Mientras, en febrero, en La Virgen de Los Chiles, murió un niño de dos años y medio a quien golpeaban y torturaban con agujas en el abdomen. La Policía Judicial dijo que tenía siete agujas en el cuerpo, algunas con herrumbre. Además, señalaron que el pequeño también era víctima de abuso sexual.

El padrastro, de apellido Icabalceta, y la madre, apellidada Mendoza, fueron detenidos.