Al parecer, los asesinos se equivocaron de persona

Por: Hugo Solano 6 mayo, 2016

Tres menores, dos hombres adultos y una mujer fueron detenidos este viernes como sospechosos de asesinar a un mecánico de Cartago. Al parecer, los asesinos se equivocaron de víctima.

Las capturas fueron realizadas por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quienes allanaron siete viviendas en Tres Ríos y Aguacaliente de Cartago, así como en Granadilla de Curridabat, San José.

Entre los detenidos hay dos menores 15 años y uno de 16; dos adultos apellidados Quesada y Mora, de 26 y 24 años (este último con antecedentes por venta de droga y violencia doméstica). También fue apresada una mujer de apellido Badilla, de 25 años, quien tiene antecedentes por venta de drogas.

La víctima de este caso fue el mecánico Gustavo Orozco Brenes, de 32 años, asesinado a balazos la madrugada del 13 de febrero cuando se encontraba en las afueras de un bar en Oreamuno de Cartago, a un costado este de la bomba Los Angeles.

El día del crimen, la víctima disfrutaba de una despedida de soltero. Cuando salió del bar, varios sujetos que viajaban en dos motos lo atacaron.

En el tiroteo resultaron heridos otros hombres de apellidos Coto (37 años), Fonseca (21) y Ángel (27).

Además de las varias armas, droga, autos y dinero, la Policía decomisó municiones para pistolas, revólveres y escopeta.
Además de las varias armas, droga, autos y dinero, la Policía decomisó municiones para pistolas, revólveres y escopeta.

En el caso habrían participado otros cuatro sujetos, de los cuales, tres ya estaban detenidos por otros delitos y uno se encuentra en fuga.

Según la Policía, los agresores querían vengarse de una persona por rencillas personales; no obstante, dispararon al mecánico que no tenía relación con el asunto.

Al parecer, el individuo que sí era el objetivo del ataque, se encontraba dentro del comercio.

En los allanamientos de este viernes, se decomisaron varias dosis de cocaína y marihuana, además una carabina, una escopeta calibre 12, un revólver calibre 22, un revólver calibre 38, una pistola 9 milímetros y munición para todas las armas. Además, la Policía se incautó de dos motos y dos vehículos.

Los detenidos quedaron a la orden del Ministerio Público.