Víctima manejó herido a lo largo de dos kilómetros

 1 noviembre, 2015
El levantamiento del cuerpo fue a las 3 a. m. de este domingo.
El levantamiento del cuerpo fue a las 3 a. m. de este domingo.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) procura determinar las circunstancias por las que asesinaron este sábado a eso de las 10 p. m. al taxista informal Henry Salazar Vargas, de 52 años.

La víctima fue el primer taxista informal que tuvo La Fortuna de San Carlos. Era casado y padre de tres hijos.

A Salazar le dispararon frente a la fábrica de hielo del caserío El Tanque, impactándolo en el lado izquierdo del pecho, dijo el policía de Tránsito Wálter Solórzano.

El hombre manejó herido a lo largo de dos kilómetros, al parecer con la intención fallida de llegar a la clínica del Seguro Social, situada a cuatro kilómetros del punto donde lo atacaron.

Una testigo que se lo topó dijo que vio el carro zigzaguear a alta velocidad. Luego el vehículo se salió de la carretera y cayó en un guindo de 10 metros donde lo frenó un árbol.

El Volkswagen Jetta no fue impactado por las balas que dieron directo al pecho del conductor.
El Volkswagen Jetta no fue impactado por las balas que dieron directo al pecho del conductor.

Aún con vida, y por sus propios medios, el taxista informal salió del carro e intentó caminar buscando la salida a la carretera.

Los bomberos lo hallaron tambaleándose y poco después socorristas de la ambulancia 441 de la Cruz Roja de Ciudad Quesada lo declararon fallecido.

OIJ investiga llamada telefónica. Salazar estaba en su parada, al costado sur del parque de La Fortuna, cuando poco antes de las 10 p. m. alguien lo llamó a su celular y le pidió que lo recogiera en la comunidad de El Tanque.

Esta versión la dieron algunos de sus compañeros al OIJ, con fundamento en lo que el propio Salazar les comunicó antes de partir.

Pocos minutos después trascendió que el hombre estaba muerto.

La madrugada de este domingo el OIJ informó, que busca a eventuales testigos de lo sucedido.

Unos vecinos que viven cerca de la fábrica de hielo dijeron que únicamente oyeron una balacera. Por lo tanto no hay certeza en el sentido de si el autor del homicidio viajaba en motocicleta o automóvil y si iba acompañado.

Asalto casi descartado. Los agentes de la Policía Judicial tienen casi descartado el asalto como móvil del asesinato de Salazar, dado que no le robaron sus pertenencias.

Incluso en la billetera hallaron alrededor de ¢500.000, al igual que todos sus documentos.

Para los investigadores toma fuerza la hipótesis de una venganza. No obstante, sobre este particular no entraron en detalles para no entorpecer las averiguaciones.

A la Policía le llama la atención que el carro de Salazar no tiene impactos de bala.

“Significa que el tipo que lo atacó tiene amplios conocimientos y experiencia en el uso de armas de fuego”, dijo una fuente judicial que pidió el anonimato.

En dos ocasiones anteriores, Salazar fue asaltado.

El cadáver del taxista informal fue levantado a las 3 a. m. de este domingo por orden del juez Luis Miguel Mora y el fiscal José Abad Obando.

El jueves 22 de octubre, vecinos de ese cantón alajuelense protestaron contra la impunidad y la violencia.

Etiquetado como: