Por: Manuel Herrera 28 marzo, 2015
Los sujetos encapuchados hicieron un hueco en la malla que protege el perímetro del edificio de la agencia Nissan en Ciudad Quesada para cometer el asalto.
Los sujetos encapuchados hicieron un hueco en la malla que protege el perímetro del edificio de la agencia Nissan en Ciudad Quesada para cometer el asalto.

Un guarda de seguridad se debate entre la vida y la muerte luego de que dos sujetos le disparan a quemarropa para entrar a robar a la agencia de vehículos Nissan en Ciudad Quesada.

Los hechos ocurrieron cerca de las 3 a. m. de este sábado en la urbanización Coocique, 400 metros al norte del Hospital de San Carlos.

Tras herir de gravedad al guarda de seguridad, identificado como Gerardo Solano Rivas, de 45 años, los sujetos ingresaron al local y se llevaron ¢12 millones.

Según informaron en la Delegación Regional del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en San Carlos, Solano tiene un impacto de bala a la altura del pecho y otro en el abdomen, heridas que lo mantienen en una crítica condición de salud y que obligaron a operarlo de emergencia en el centro médico de San Carlos.

El herido labora para la empresa de seguridad RyR desde hace un año y medio y había ingresado a su turno de trabajo a las 6 p. m. del viernes, contó su padre Sergio Solano, quien lo relevaría a las 6 a. m. de este sábado.

Versiones del OIJ y de la Fuerza Pública explicaron que los sujetos cortaron una malla en la parte de atrás del edificio de la agencia Nissan e ingresaron por el hueco que abrieron; empero, el guarda los descubrió por lo que los sujetos le dispararon.

Tras ello, los hombres entraron a las oficinas y registraron el sitio apoderándose de los ¢12 millones que, se presume, estaban en una caja fuerte, luego huyeron y hasta el momento se desconoce el paradero.

El guarda mal herido salió a pedir auxilio a la calle y ahí se desvaneció. Un joven que pasaba por el lugar se lo encontró tirado casi a la orilla de la vía pública.

El joven, del que se reserva la identidad, pensó que se trataba de un atropello, por lo que dio aviso a la Fuerza Pública.

Al llegar los oficiales, Solano, quien aún estaba consciente, dijo que los dos sujetos estaban encapuchados.

Este es el primer atraco que ocurre en Ciudad Quesada en 45 días. En la zona desde mayo del año pasado se ha incrementado este tipo de delitos.