Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 16 mayo, 2014

El cuerpo fue remitido a la Morgue, en San Joaquín de Flores. | ARCHIVO.
El cuerpo fue remitido a la Morgue, en San Joaquín de Flores. | ARCHIVO.

Un sujeto, quien tenía una bolsa de plástico en la cabeza y las manos amarradas, apareció asesinado con 15 impactos de bala en diferentes partes del cuerpo.

Hasta ayer por la tarde, las autoridades judiciales no habían podido identificar a la persona, pues no portaba documentos. Se cree que tenía entre 20 y 25 años.

El hallazgo del cadáver se realizó a eso de la 1:30 a. m., en un lote baldío, en Calle Fallas de Desamparados, San José.

Francisco Segura, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), dijo que, al parecer, al hombre lo mataron en ese sector.

“Por la versión de los vecinos se cree que fue ejecutado en el lugar, porque dicen que oyeron una serie de disparos, un vehículo que huyó y cuando salieron a ver, la persona ya estaba muerta”, expresó Segura.

Segura manifestó que por las características del crimen, podría tratarse de una venganza, de las que suelen estar relacionadas con el narcotráfico.

“Primero necesitamos identificarlo para ver su perfil, qué actividades realizaba”, dijo el jerarca.

El jefe policial agregó que el cadáver “se trasladó a Medicatura Forense (en San Joaquín de Flores de Heredia), no solo para determinar la causa de la muerte, que ya sabemos que es homicida, sino para identificarlo y poder trabajar alrededor de este sujeto como víctima, para poder llegar a los culpables”.

La Policía Judicial detalló que el individuo no tiene tatuajes ni otras marcas visibles.

La entidad no reveló cómo vestía el fallecido.

Etiquetado como: