Hotelero murió luego de golpiza en asalto; le robaron $32.000 en efectivo

Por: Carlos Arguedas C. 17 abril, 2015

Los vecinos de Tamarindo de Santa Cruz, Guanacaste, hicieron pública su preocupación por la inseguridad en esa zona turística, la cual, afirman, se incrementó con el homicidio del empresario estadounidense Barry Martin Lawson, de 74 años.

Uno de los pobladores, Deyler Mena Barrantes, presidente de la Asociación de Desarrollo de Tamarindo, dijo que el asesinato fue perpetrado poco después de que la Fuerza Pública cerró la delegación policial en esa comunidad, habitada por 7.000 personas.

El dirigente comunal manifestó que hubo una sensible disminución de la presencia policial, por lo cual era común escuchar a turistas quejándose por los hurtos y asaltos.

Juan José Andrade, director de la Fuerza Pública, lamentó la muerte del estadounidense y a la vez explicó que la clausura del recinto se debió a una orden sanitaria emitida por el Ministerio de Salud.

“Ese cierre puede generar la percepción del ciudadano o el turista de que la Policía ha estado ausente, pero, en realidad, se ha estado patrullando y brindado seguridad al ciudadano y, como medida inmediata, se trasladó, de forma permanente, una delegación móvil para recibir cualquier denuncia”, dijo.

Andrade dijo que analizaron los índices delictivos de Tamarindo y más bien muestran una tendencia a la baja.

Este local que ocupaba la Fuerza Pública fue cerrado el 20 de marzo por orden del Ministerio de Salud. Esta semana la Fuerza Pública instaló una estación móvil que estará de forma permanente en Tamarindo hasta que se tenga un local adecuado. | DEYLER MENA Y MSP PARA LN (LA FOTO DE BARRY LAWSON LA DIO EL DIARIO DIGITAL PRIMERO EN NOTICIAS)
Este local que ocupaba la Fuerza Pública fue cerrado el 20 de marzo por orden del Ministerio de Salud. Esta semana la Fuerza Pública instaló una estación móvil que estará de forma permanente en Tamarindo hasta que se tenga un local adecuado. | DEYLER MENA Y MSP PARA LN (LA FOTO DE BARRY LAWSON LA DIO EL DIARIO DIGITAL PRIMERO EN NOTICIAS)

Detonante. El caso que generó la reacción en Tamarindo fue el crimen del estadounidense Barry Martin Lawson, quien era propietario del hotel Villa Alegre, en playa Langosta.

Precisamente fue en ese lugar, la noche del Miércoles Santo (1.° de abril), cuando al menos tres individuos sorprendieron al extranjero y su esposa, Suzye Lawson, en una segunda planta, donde los amarraron.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) determinó que al hombre lo golpearon hasta obligarlo a suministrar la combinación de una caja fuerte, donde tenía guardados $32.000 (más de ¢16 millones).

Lawson falleció el 5 de abril, en el Hospital CIMA en San José, debido a un golpe recibido en la cabeza, confirmó el OIJ.

El foráneo, con más de 15 años de vivir en Tamarindo, era muy apreciado en Santa Cruz, pues impulsó programas de ayuda social dirigidos a estudiantes pobres.