Sujeto se pensionó por psiquiatría luego de que intentó agredir a un fiscal

 18 febrero, 2015

Un ex agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), jubilado a los 33 años por psiquiatría, fue detenido ayer como sospechoso de liderar una banda a la cual se atribuyen al menos 11 robos contra comercios.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

La captura del exoficial, de apellido Alpízar y 47 años, se hizo durante el allanamiento a una casa en barrio San Bosco de Ciudad Colón, en el cantón de Mora, San José.

En la acción policial también fueron detenidos seis cómplices de apellidos Sibaja, de 28 años; Rodríguez (35); Méndez (48); Porras (24), y dos mujeres, Arroyo, de 22, y Fernández (37).

El Ministerio Público informó de que a los implicados se les abrió un proceso penal por los delitos de robo y hurto, ambos en la modalidad de agravado. Hoy, en una audiencia que se realizará en el Juzgado Penal de San Ramón, Alajuela, la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada pedirá que se les dicte prisión preventiva.

Modo de operar. A esta organización se atribuye haber cometido, entre el 9 de agosto y el 22 de diciembre del 2014, nueve robos agravados y dos hurtos agravados en diversos negocios como tiendas, zapaterías y joyerías, ubicadas en San Ramón, Heredia, Grecia, San José (centro), Ciudad Colón y Cartago.

En la investigación, que estuvo a cargo de oficiales del OIJ de San Ramón, en conjunto con la Fiscalía, se determinó que antes de perpetrar los atracos, los miembros del grupo realizaban una labor de inteligencia en los negocios. Uno o varios sospechosos llegaban al establecimiento y se hacían pasar por clientes. No realizaban compras, pero la visita les servía para determinar el funcionamiento del comercio y si tenían cámaras de seguridad.

Los robos eran cometidos en las noches y madrugadas de fines de semana. Para ingresar a los locales, cortaban los candados de las cortinas metálicas y luego utilizaban ganzúas para abrir las otras puertas.

El presunto líder de la organización delictiva, un exoficial del Organismo de Investigación Judicial de apellido Alpízar, fue detenido ayer en barrio San Bosco de Ciudad Colón, cantón de Mora. En la casa donde estaba, que pertenece a una mujer de apellido Arroyo (también apresada), los agentes judiciales decomisaron pantallas, ropa y zapatos en cajas, así como una caja fuerte, entre otros objetos. | JOSÉ CORDERO
El presunto líder de la organización delictiva, un exoficial del Organismo de Investigación Judicial de apellido Alpízar, fue detenido ayer en barrio San Bosco de Ciudad Colón, cantón de Mora. En la casa donde estaba, que pertenece a una mujer de apellido Arroyo (también apresada), los agentes judiciales decomisaron pantallas, ropa y zapatos en cajas, así como una caja fuerte, entre otros objetos. | JOSÉ CORDERO

Botín variado. Según la Policía Judicial y la Fiscalía, la banda sustrajo ropa, zapatos, relojes, joyas, cajas fuertes y dinero en efectivo. El grupo se apoderó de ¢110 millones en mercadería.

Durante las pesquisas, las autoridades judiciales determinaron que el líder de la organización era un ex oficial de la Policía Judicial, a quien todos conocían con el alias de “gordo Alpízar”.

Este hombre, de acuerdo con la información que consta en actas del Consejo Superior del Poder Judicial de los meses de mayo, setiembre y noviembre del 2000, se jubiló a la edad de 33 años.

Fue la ex directora del OIJ Lineth Saborío Chaverri quien el 4 de mayo del 2000 pidió que a Alpízar le hicieran una valoración médica, que determinara si era conveniente que ese funcionario siguiera en la Policía.

Para sustentar la gestión, comunicó que Alpízar, quien era oficial del OIJ en Puriscal, intentó agredir al fiscal coordinador de la zona, Érick Ramírez Barahona. Asimismo, informó de que en otra ocasión también intentó golpear a una médica y fue necesario retirarle el arma de reglamento al investigador, por seguridad.

El Consejo Superior acordó el 14 de setiembre del 2000 separar a Alpízar por incapacidad absoluta de psiquiatría. Tras laborar 11 años en el Poder Judicial, obtuvo una pensión de ¢80.918.00. Colaboró Marvin Gamboa , corresponsal.

Etiquetado como: