Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 18 marzo, 2015

Un adolescente de 16 años fue sorprendido por la Fuerza Pública cuando llevaba a otro retenido con un cuchillo en el cuello. El suceso ocurrió la mañana de ayer, en las cercanías del templo Los Ángeles, en Ipís de Goicoechea, San José.

El menor fue llevado al Juzgado de Goicoechea. | ARCHIVO
El menor fue llevado al Juzgado de Goicoechea. | ARCHIVO

La Policía informó de que realizaban un patrullaje preventivo cuando vieron lo que estaba sucediendo.

“(Los policías) observaron cuando el menor, literalmente, empujaba a una persona, a la que tomaba del cuello en forma violenta. Por eso intervinieron para rescatarla”, comunicó la Fuerza Pública.

Al verse sorprendido, el agresor soltó a la víctima e intentó huir. No obstante, los oficiales lo alcanzaron, lo esposaron y lo trasladaron a la Fiscalía de Flagrancia.

La Policía le decomisó un puñal con el que se presume que también atacó a más víctimas.

Las autoridades ahora investigan si el muchacho estaba cometiendo asaltos.

Prevención. La Fuerza Pública resaltó que la vigilancia preventiva está dando cada vez más resultados.

Por ejemplo, ayer, los oficiales también detuvieron a dos ocupantes de un vehículo, quienes escondían en el motor un arma de fuego con munición.

El caso se dio en Acosta de San José, cuando los policías observaron a los individuos en actitud sospechosa.

Los apresados son de apellidos Segura y Montoya, ambos de 35 años.

En otro sector, en San Rafael Abajo de Desamparados, los recorridos permitieron sorprender a un fugitivo de la justicia, de apellido Vargas, quien conducía un taxi con placas falsas.

Los policías le pidieron los documentos de identificación al chofer y, al consultar sus datos en el archivo policial, se percataron de que el hombre era requerido pues incumplió una medida.

El hombre había sido condenado en el 2013 por portación ilegal de armas y se le había dado libertad condicional.