Por: Carlos Láscarez S. 13 agosto, 2014

La víctima fue sorprendida por los motociclistas cuando, al parecer, caminaba solo por esta vía de Batán de Limón. | ALEJANDRO NERDRICK
La víctima fue sorprendida por los motociclistas cuando, al parecer, caminaba solo por esta vía de Batán de Limón. | ALEJANDRO NERDRICK

Batán. Dos hombres a bordo de una motocicleta dispararon antenoche contra un extranjero, quien falleció minutos después de ingresar a la Clínica de Batán (Matina).

El ataque se registró a las 9:25 p. m., en las inmediaciones de un reconocido supermercado de Batán.

El muerto, de apellido Urbina, de 23 años, era oriundo de Nicaragua y contaba con antecedentes por el delito de tentativa de homicidio, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

La víctima recibió, al menos, ocho balazos percutidos por un fusil AK-47, dos de los cuales lo impactaron en la cabeza.

De acuerdo con las autoridades, Urbina había salido hace escasos días del hospital, luego de resultar herido de varios impactos con arma gruesa, en una balacera.

Wílliam García, subjefe de la Fuerza Pública de Matina, aseguró que pese a que había una unidad cerca, cuando se produjeron los disparos, no fue posible ubicar a los sujetos que acribillaron al foráneo.

Luis Zúñiga, un cruzrojista de la sede de Batán de Limón, manifestó que cuando se presentaron al lugar, corroboraron que el hombre ya había sido trasladado en un vehículo particular.

“Brindamos ayuda a la doctora para estabilizar el paciente, pero este falleció minutos después en la clínica”, aseguró Zúñiga.

Ya se había salvado. El enfrentamiento donde había resultado herido Urbina, se remonta al 24 de junio pasado, dentro del bar Espiga de Oro, en el centro de Batán.

Esa noche, dos sujetos que portaban armas de grueso calibre, dispararon contra varios clientes que estaban en el negocio.

Los afectados fueron identificados como de apellidos Durán, Miranda, Urbina y Barquero, así como dos mujeres de apellidos Fernández y Hernández.

Todos fueron trasladados de emergencia hasta la Clínica de Batán y, posteriormente, al Hospital Tony Facio de Limón. Los pacientes presentaban heridas de bala en brazos, piernas, rodilla y espalda.

El levantamiento del cuerpo de Urbina lo llevó a cabo el OIJ, a las 11:43 p. m.