Imputado quedó libre, pero juez le ordenó salir de Desamparados

Por: Carlos Arguedas C. 24 abril, 2014

El abogado a quien se atribuye haber matado de un balazo a un vecino que le reclamó porque un perro defecó en su jardín, se expone a una pena de hasta 18 años de prisión.

Al imputado Maikel Gerardo Hinrichs Quirós, de 35 años, se le abrió un proceso por el delito de homicidio simple, cuya pena va de 15 a 18 años de cárcel, según el artículo 111 del Código Penal, confirmó ayer el Ministerio Público.

Hinrichs es vinculado con la muerte de Sergio Alonso González Zúñiga, de 29 años, ocurrida el lunes anterior, a las 9:45 p. m., en calle Sevilla del barrio Valencia, en San Rafael Abajo de Desamparados, San José.

El crimen sucedió el lunes pasado, a las 9:45 p. m., en calle Sevilla del barrio Valencia, en San Rafael Abajo de Desamparados. | MAYELA LÓPEZ
El crimen sucedió el lunes pasado, a las 9:45 p. m., en calle Sevilla del barrio Valencia, en San Rafael Abajo de Desamparados. | MAYELA LÓPEZ

Libre. Precisamente, la noche del martes el Juzgado de Turno Extraordinario de Goicoechea dejó en libertad al abogado, por razones que no fue posible conocer ayer.

Tanto la oficina de prensa del Poder Judicial como la de la Fiscalía confirmaron que en una audiencia que se realizó en los Tribunales de Justicia de Goicoechea, un fiscal solicitó que se le impusiera como medida cautelar seis meses de prisión preventiva.

No obstante, el juez, después de analizar los elementos que se le aportaron, concedió la libertad al imputado, aunque con algunas restricciones, entre ellas que debe salir de Desamparados y buscar otro lugar donde residir.

Asimismo, no podrá salir del país ni acercarse ni hablar con familiares de la víctima ni con testigos, además de que debe presentarse a firmar una vez al mes a un despacho judicial. Todas estas medidas regirán durante un periodo de seis meses.

La Nación intentó conocer la versión de Hinrichs, pero no contestó sus teléfonos.

Conflicto. Tanto el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como testigos dijeron que el homicidio se produjo cuando Maikel Hinrichs paseaba un perro por calle Sevilla.

Según la Policía Judicial, Sergio Alonso González salió de su casa y le reclamó pues el animal había defecado en el jardín de su casa.

El hecho, al parecer, generó que Maikel Hinrichs sacara un arma de fuego y dispara en dos ocasiones. Uno de los balazos impactó a González, quien falleció pocos minutos después en el mismo lugar donde resultó herido, informó el OIJ.

José González, hermano del fallecido, dijo a La Nación que el homicida caminó hasta un supermercado donde “tiró la pistola al suelo, que el guarda majó, y luego decía: ‘Yo necesito protección porque acabo de matar a alguien’. Tenía la cara como extraviada”.

La Fuerza Pública detuvo a Hinrichs en el supermercado, donde esperó la llegada de los agentes judiciales. El arma que fue decomisada estaba inscrita y Hinrichs tenía permiso de portación.

Etiquetado como: