Por: Carlos Láscarez S. 20 agosto, 2014

Los foráneos murieron en esta casa, donde se halló sangre. | ARCHIVO.
Los foráneos murieron en esta casa, donde se halló sangre. | ARCHIVO.

Un peón de apellidos Rojas Santamaría fue condenado a 50 años de prisión por dos delitos de homicidio calificado y un robo agravado en perjuicio de dos austríacos, confirmó ayer el Ministerio Público.

La sentencia fue emitida el pasado 12 de agosto al finalizar un segundo juicio por este caso, ordenado por el Tribunal de Apelaciones de Cartago. En el primero, realizado el 4 de junio del 2013, el imputado había sido absuelto por dudas.

Los hechos se remontan al 25 de diciembre del 2009. Ese día desapareció Horst Hauser, de 67 años y vecino de la comunidad de Dos Brazos, en el distrito de Puerto Jiménez de Golfito, así como su amigo, Herbert Langmeier, de 65 años.

La Fiscalía determinó que el móvil de los asesinatos fue el robo, ya que Rojas se apoderó de varios bienes de Hauser, entre esos una máquina chapeadora, un vehículo y tarjetas de débito de uno de los foráneos. Tres días después de las muertes, el peón realizó 28 transacciones en un cajero automático de un banco de Puerto Jiménez, del cual retiró $5.743 en total.