Sucesos

Tribunal absuelve a acusado de asesinar a dos austríacos en Golfito

Actualizado el 12 de julio de 2013 a las 02:41 pm

Jueces le impusieron 6 años y 3 meses de cárcel por sacar dinero de víctimas de los bancos

Sucesos

Tribunal absuelve a acusado de asesinar a dos austríacos en Golfito

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

 Los austriacos desaparecieron la Navidad del 2009 de esta casa en Puerto Jiménez de Golfito.  |  ARCHIVO LN
ampliar
Los austriacos desaparecieron la Navidad del 2009 de esta casa en Puerto Jiménez de Golfito. | ARCHIVO LN

San José (Redacción). El Tribunal de Juicio de Golfito absolvió a un peón agrícola del delito de homicidio calificado que le atribuyó el Ministerio Público, a tenerlo como sospechoso de matar a los ciudadanos austriacos Horst Hauser y Herbert Langmeier, en diciembre del 2009.

El fallo lo emitieron los jueces Carlos Alberto Montero Loaiza, Hernán Rodrigo Salazar Salazar y Frannia Chavarría Flores, el miércoles a las 11:10 p. m., luego de deliberar más de seis horas. El juicio lo terminaron ese mismo miércoles a las 5 p. m.

En el por tanto de la sentencia, el Tribunal impuso al acusado Gabriel Rojas Santamaría una pena de seis años y tres meses, al encontrarlo responsable de los delitos de hurto simple (vender un tractor para cortar zacate propiedad de uno de los fallecidos) y hurto agravado (sacar con una tarjeta de débito el dinero que tenía una víctima).

El abogado Juan Carlos Peralta, defensor del peón agrícola, dijo que apelará la sentencia pues consideró que muy drástico castigar a Rojas de hurto agravado cuando no se demostró en el juicio que utilizara la violencia para obtener la tarjeta de débito.

El crimen de los extranjeros se remonta a la Navidad del 2009, cuando desaparecieron de una vivienda en Dos Brazos de Río Tigre, en Puerto Jiménez de Golfito, Puntarenas.

La casa pertenecía a Horst Hauser, de 67 años de edad y quien tenía más de 20 de residir en Costa Rica. Con él estaba su amigo Herbert Langmeier, de 65 años.

Tras su desaparición, el OIJ, la Fiscalía Adjunta de Corredores y la de Delitos Contra la Vida iniciaron la indagación del caso.

Dos meses más tarde, las autoridades detectaron que había sangre en la casa.

El 15 de marzo del 2011, en playa Ciénaga de Puerto Jiménez, el mar arrojó un bulto negro que contenía restos óseos.

Los análisis forenses revelaron que parte de esos restos eran de Hauser, y, en mayo del 2011, las pruebas concluyeron que los otros huesos eran de Langmeier.

Rojas permanece preso por este caso desde setiembre del 2011.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Tribunal absuelve a acusado de asesinar a dos austríacos en Golfito

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota