Sucesos

Sicarios abatidos por la Policía en Puntarenas habían matado a dos rivales

Actualizado el 25 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Director de OIJ: ‘Líder del grupo se hincó y lloró para que no lo mataran’

Chaleco antibalas salvó vida de agente que recibió disparos al allanar vivienda

Sucesos

Sicarios abatidos por la Policía en Puntarenas habían matado a dos rivales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En esta casa ubicada en la urbanización Manuel Mora, en Barranca de Puntarenas, fallecieron Luis Yuriel Cubillo, de 43 años, y su hijo del mismo nombre, de 19 años. | ANDRÉS GARITA

Puntarenas Dos de los tres hombres ultimados ayer por la Policía en varios enfrentamientos en Barranca de Puntarenas, eran sicarios de una organización narco, liderada por un sujeto de apellidos Jarquín López, conocido como Chapín, a la cual se le atribuye el asesinato de un par de rivales este año, informaron el OIJ y la Fiscalía.

Esos dos crímenes, registrados en enero y julio, provocaron la reacción de un grupo contrario formado por dominicanos, que en agosto hirieron de gravedad a Chapín y a dos miembros de su banda, pero los tres sobrevivieron..

La pugna siguió y en octubre los dominicanos mataron a otro de los hombres afines a Chapín, según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Todos estos hechos se dieron en distintos puntos de Barranca, un distrito de clase media y baja donde habitan 34.000 personas, de acuerdo con el Instituto de Estadística y Censos (INEC).

Francisco Segura, director del OIJ, resaltó que los dos grupos no solo luchan por la distribución de droga en Barranca, sino también en otros sitios de las provincias de Puntarenas y Guanacaste.

Tres muertos y dos policías heridos en operativo por homicidios y droga en Puntarenas (Andrés Garita)

Muerte al amanecer. Para poner freno a esa ola de violencia y desarticular la banda de Chapín, las autoridades planificaron 13 allanamientos ayer en Barranca, El Roble y en Esparza.

En una de esas intervenciones, en la urbanización Juanito Mora, los oficiales de la Unidad de Intervención Policial (UEI), de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), fueron recibidos a balazos en la vivienda de Álex M. Álvarez Vásquez, de 22 años.

En la refriega, Álvarez murió, en tanto un agente de la UEI se salvó gracias a que dos disparos pegaron en su chaleco antibalas y solo le provocaron golpes. Sin embargo, otro oficial recibió un balazo que ingresó por una mejilla y le salió por el cuello, por lo que fue enviado al Hospital México, donde está fuera de peligro.

En otra casa en la urbanización Manuel Mora, también en Barranca, los agentes del Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT), del OIJ, también fueron sorprendidos con disparos. Ahí murieron Luis Yuriel Cubillo Gadea, de 43 años, y su hijo Luis Yuriel Cubillo Cortés, de 19.

PUBLICIDAD

A ninguno de los fallecidos se les conocía oficio, pero ya reportaban detenciones previas.

Allanamiento en Puntarenas (OIJ)

Líder arrodillado. Francisco Segura relató que cuando la Policía entró a la residencia de Chapín, en El Roble, “se hincó y lloró para que no lo mataran”.

El jerarca del OIJ aseguró que obviamente le respetaron la vida y simplemente lo capturaron.

Aunque estaba en libertad, Chapín enfrenta desde el 18 de noviembre un juicio por el homicidio de Luis Jason Chinchilla García, en enero del 2009. El debate continuará el 2 de diciembre.

Como resultado de los operativos, también fue arrestado otro sujeto de la agrupación de Jarquín, de apellidos Espinoza Jiménez, quien resultó herido.

Este hombre fue llevado en condición estable al Hospital Monseñor Sanabria.

infografia
  • Comparta este artículo
Sucesos

Sicarios abatidos por la Policía en Puntarenas habían matado a dos rivales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota