Sucesos

Policía asfixiado por asesinos llevaba un bolso con ¢340.000

Actualizado el 27 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Desconocidos lo encontraron en calle solitaria, lo golpearon y lo metieron en carro

OIJ: víctima tenía golpes contundentes en la frente y arriba de la oreja derecha

Sucesos

Policía asfixiado por asesinos llevaba un bolso con ¢340.000

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Naranjo. Un oficial de la Fuerza Pública que fue asfixiado hasta morir entre la noche del lunes y el amanecer del martes, llevaba ¢340.000 en efectivo en un bolso que estaba cerca de su cuerpo.

El dato fue dado a conocer por el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Francisco Segura, mediante un comunicado de prensa.

Además, detalló que, al revisar el cadáver, observaron heridas contusas en la cabeza.

La víctima fue identificada como Melsin Gerardo Carrillo Argüello, de 43 años, quien trabajaba como encargado de radio en la Unidad Especializada de Apoyo (UEA) de la Fuerza Pública, a la que había ingresado el 1.° de mayo de 1992.

Carrillo empezó en la Policía como radiooperador en la Central de Comunicaciones del Ministerio de Seguridad Pública. En el área laboral no tenía causas disciplinarias abiertas.

Raúl Rivera, jefe de Unidades Especiales de esa entidad, comentó que su subalterno se encontraba en su día libre.

Retención. Tanto Nils Carrillo, como Arnoldo Argüello Chacón, hermano y tío del fallecido, respectivamente, manifestaron que Melsin había salido, la tarde del lunes, de su casa en San Miguel de Naranjo, donde vivía con su mamá y una hija, con la idea de visitar a unos familiares en el sector de calle Quesera, situado a unos cinco kilómetros de distancia.

“Como a las 7:30 p. m. salió a la calle para abordar un busecito y regresar a la casa de mi mamá. Afuera, hubo un forcejeo con unas personas y lo echaron en un carro. A la 1:30 a. m. (del martes) me llamaron a mi casa para contarme que lo habían secuestrado, por un carrito rojo que estaba pasando varias veces por la calle donde iba a esperar el bus”, contó Nils Carrillo.

Oficiales del OIJ se encargaron de recoger el cuerpo que tenía las manos atadas con cinta. A 15 metros de distancia estaba el bolso con el dinero. Esto sucedió  en el carretera Bernardo Soto, un kilómetro antes del cruce a Naranjo. | ALONSO TENORIO
ampliar
Oficiales del OIJ se encargaron de recoger el cuerpo que tenía las manos atadas con cinta. A 15 metros de distancia estaba el bolso con el dinero. Esto sucedió en el carretera Bernardo Soto, un kilómetro antes del cruce a Naranjo. | ALONSO TENORIO

Segura resaltó que en el sitio donde habrían raptado a Carrillo hallaron la tapa de un celular con manchas de sangre; un vecino relató que lo habían metido a la fuerza dentro de un vehículo.

Amarrado. El OIJ confirmó que el cadáver del policía fue localizado poco antes de las 5:30 a. m. por una persona que caminaba por la carretera Bernardo Soto, un kilómetro antes del cruce a Naranjo.

Esa persona alertó a socorristas de una ambulancia que pasaba por el lugar. Estos, al revisar a Carrillo, lo declararon fallecido.

“El cuerpo estaba amarrado de manos y aparentemente también de pies, pero la cinta está rota. No sabemos si fue algún funcionario del cuerpo de emergencias o se reventó. Eso lo tenemos que determinar luego (...). Él tiene excoriaciones en la espalda y heridas contusas en la cabeza.

”Según me dice Juan José Andrade (director de la Fuerza Pública), era una persona tranquila, de perfil bajo. No es una persona problemática. No es una persona que sea operativa”, manifestó Segura sobre el oficial.

El OIJ indicó que, a unos 15 metros de donde estaba el cuerpo de Carrillo, ubicaron el bolso, que contenía todos los documentos del policía y el dinero en efectivo.

Las autoridades afirmaron que, por ahora, se desconoce el móvil del asesinato.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Policía asfixiado por asesinos llevaba un bolso con ¢340.000

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota