Sucesos

Peón de construcción celoso mató a su excompañera sentimental en Nicoya

Actualizado el 15 de noviembre de 2013 a las 03:57 pm

Ingresó al comedor de una escuela, discutió con ella y poco después le disparó

Mujer deja cuatro hijos de otra relación, mientras que el agresor se quitó la vida

Sucesos

Peón de construcción celoso mató a su excompañera sentimental en Nicoya

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Levantamiento del cuerpo de la mujer en la escuela ubicada tres kilómetros al suroeste de Nicoya, carretera a Mansión. (Cinthya Bran)

La escuela Virgilio Caamaño Aráuz, ubicada en Casitas de Nicoya, fue el escenario de una trágica historia para los lugareños la mañana de este viernes.

Rosibel Gómez Enríquez, de 36 años, quien laboraba como cocinera desde hace cuatro años fue asesinada con una escopeta.

Aparentemente el crimen lo cometió su excompañero sentimental, de apellido Zúñiga, quien  más tarde se suicidó en la ribera del río Casitas. 

El homicidio se registró a las 10 a. m. en el comedor del centro educativo, mientras la víctima conversaba con una madre de familia y la conserje.
A pesar de que la escuela no cuenta con guarda, el portón estaba cerrado. Sin embargo,  el individuo ingresó armado al sitio con un objetivo claro: lograr a que su expareja volviera con él o asesinarla.
Sandra Arias, conserje y testigo de los hechos, contó que el hombre  ingresó a pie, saludó y llamó a Rosibel.
"Conversaron como cinco minutos y luego ella regresó y siguió hablando conmigo y con otra mamá que estaba en el comedor. Luego ella fue de nuevo adonde estaba el y en ese momento el hombre le apuntó con un arma", dijo Arias.
 
Cuando Rosibel le dijo que hiciera lo que tuviera que hacer, el hombre le disparó en el pecho, ella cayó al suelo y el se fue", acotó la testigo.
Según, Adriana Córdoba, sujefa de la delegación policial de Nicoya, la víctima sufría violencia doméstica, pero nunca había puesto la denuncia.
Córdoba hizo un llamado a las mujeres para que no permitan este tipo de situación y denuncien. "Hoy cuatro hijos perdieron a su madre y estudiantes de la escuela quedaron sin su cocinera" acotó.
"Afortunadamente, a la hora del siniestro los niños estaban en clases y la maestra al escuchar el disparo los encerró en el aula, por lo que no presenciaron los hechos", dijo  Cindy López, vecina y madre de familia que presenció el hecho.
Dos horas después las autoridades encontraron el cuerpo del homicida, de 39 años, quien tres días antes se había separado de la mujer.
El homicida trabajaba en construcción.
  • Comparta este artículo
Sucesos

Peón de construcción celoso mató a su excompañera sentimental en Nicoya

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota