Sucesos

Ladrones actuaron a sus anchas 40 minutos en BCR de Puriscal

Actualizado el 13 de febrero de 2016 a las 12:00 am

Individuos entraron por puerta principal, sin violencia, cuando oficina había cerrado

Cubrieron rostros con medias de mujer y huyeron en carro de empleado bancario

Sucesos

Ladrones actuaron a sus anchas 40 minutos en BCR de Puriscal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La agencia permaneció cerrada durante este viernes debido a que agentes del OIJ se encontraban recolectando evidencias dentro de las instalaciones. En la tarde se puso a funcionar el cajero automático lo que generó que se hicieran filas para sacar dinero. | JOHN DURÁN

Los cuatro sujetos que el jueves asaltaron la agencia del Banco de Costa Rica (BCR) en Santiago de Puriscal actuaron a sus anchas durante 40 minutos.

Los individuos ingresaron a las 5 p. m. por la puerta principal de la oficina, ubicada al costado sur de las ruinas de la iglesia, cuando el local ya había cerrado la atención al público, y salieron a las 5:40 p. m., según lo determinó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), con base en los videos de la sucursal.

El subdirector interino del OIJ, Luis Ángel Ávila Espinoza, comentó que los hampones se llevaron más de ¢70 millones en efectivo, dinero que tomaron de las cajas, de un cajero automático que estaba siendo cargado y de la bóveda.

“Había dinero porque se estaban preparando ya que hoy (ayer viernes) es un día de pago” relató Ávila.

Dentro del banco había tres empleados y el guarda de seguridad. Todos fueron amenazados con armas de fuego y encerrados en la bóveda.

En tanto, los ladrones tomaron los celulares de los funcionarios, así como dos pistolas 9 mm y huyeron en un automóvil Hyundai Excel modelo 1994, propiedad de un empleado. El carro quedó abandonado en Quitirrisí de Tabarcia de Mora.

Pese a cierres de carreteras que efectuó la Policía, no se pudo localizar a los ladrones.

Faltó malicia. Luis Ávila explicó que el ingreso al banco se dio cuando un individuo llegó a la puerta principal vestido con ropa similar a la que usan funcionarios de Correos de Costa Rica.

“El guarda, una vez que la agencia está cerrada, no le da ninguna malicia, le abre la puerta y lo deja pasar, porque aparentemente ya era normal que se diera esa situación desde tiempo atrás. Es ahí donde tres sujetos más intervienen y someten al guarda y a los otros empleados y, como estaba cerrado, no había clientes”, manifestó el jefe policial.

Agregó que el vigilante solo logra verle el rostro a la primera persona y que los otros, al entrar, se pusieron en la cara medias para mujer, de nailon.

El subdirector del OIJ dijo que están tratando de verificar cómo fue que los empleados lograron avisar a la central de monitoreo del BCR sobre el atraco. Una versión dio cuenta de que los funcionarios mostraron a las cámaras de vigilancia un rótulo que indicaba que los habían asaltado.

PUBLICIDAD

Consultado sobre este tema, José Ledezma, encargado de Seguridad del BCR, se limitó a decir: “Al Centro de Control de Monitoreo (instalado en el edificio central en San José) le llegó una señal de emergencia de los botones de asalto que tiene y ahí fue donde se inició el despliegue”.

Cuando a Ledezma se le consultó si hubo fallas en la seguridad, dijo: “Las plataformas de seguridad fueron efectivas, la comunicación funcionó de manera correcta, se coordinó con la Fuerza Pública y el OIJ”.

Al repreguntarle por qué permanecieron tanto tiempo los ladrones en el banco sin que el centro de monitoreo se diera cuenta, dijo: “Eso es parte de la información que está analizando el OIJ y forma parte del evento”.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Ladrones actuaron a sus anchas 40 minutos en BCR de Puriscal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota