Tres sujetos que se bajaron de un automóvil, dispararon en varias ocasiones

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 1 mayo, 2013

Un colombiano que había presentado una solicitud de refugio en nuestro país, fue asesinado a balazos en Santa Ana, en medio de un aparente lío por drogas.

En el mismo hecho también fue asesinado un joven costarricense de 18 años de edad.

El doble homicidio ocurrió ayer, alrededor de las 12:30 a. m., en Piedades de Santa Ana, San José, frente al restaurante Shangai, en un sitio por donde pasa un riachuelo.

El extranjero fallecido es un colombiano de 30 años, de apellido Osorio.

La oficina de prensa de Migración comunicó que no se registran movimientos de ingreso y salida de esta persona.

La entidad añadió que Osorio había presentado una solicitud de refugio; sin embargo, esta no había sido resuelta todavía.

El otro joven asesinado en el sitio era de apellidos Céspedes, vecino del lugar.

Ayer, el padre del joven, también de apellido Céspedes, dijo desconocer las razones por las que mataron a su hijo: “No sabemos que él tuviera problemas con nadie. A esa otra persona (al extranjero) aquí en el barrio nadie lo conoce”.

Según comentó el señor, su hijo laboraba en una zapatería.

Crimen. De acuerdo con el reporte del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Osorio y Céspedes se encontraban conversando sobre la vía pública, a un lado de la quebrada.

En cierto momento, un vehículo se detuvo frente a ellos y de este descendieron tres sujetos.

De acuerdo con la Policía, los desconocidos dispararon contra el foráneo y el muchacho en repetidas ocasiones, hasta causarles la muerte. Los atacantes huyeron del sitio.

La Policía Judicial informó de que los indicios apuntan, de manera preliminar, a que se trató de una venganza en medio de una disputa por drogas, pero no revelaron más detalles para no entorpecer la investigación.

Los oficiales abrieron una investigación para hallar a los responsables de los crímenes.

Los cuerpos fueron trasladados a la Morgue, en San Joaquín de Flores de Heredia, para la respectiva autopsia.