Por: Rónald Moya 3 diciembre, 2012

Parte de la tonelada de cocaína descubierta la semana pasada en una lancha pesquera capturada el miércoles en punta Burica, en el Pacífico sur, venía oculta dentro de recipientes para combustibles conocidos como pichingas.

La embarcación, identificada con el nombre CP Erson, matrícula puntarenense P-271, había sido interceptada por una fragata canadiense con personal de Estados Unidos el pasado miércoles, tras lo cual el Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) coordinó su arribo a Golfito, lo cual se dio la noche del viernes.

La droga y los detenidos llegaron esa misma noche al citado puerto del sur del país a bordo de la patrullera 82-2 Santamaría del Servicio de Guardacostas nacional.

Revisión. Durante la mañana del sábado, personal del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) realizó una inspección de la embarcación junto a oficiales del SNG y se determinó que dentro de sus bodegas cargaba unos 800 kilogramos de pescado, entre tiburón, marlin y dorado.

El producto fue desechado debido al estado de descomposición en que se encontraba.

Los detenidos, quienes responden a los apellidos Acevedo Acevedo, de 40 años; Vega Parrales, de 43 años; Pizarro Abarca, de 36 años; y Reyes Castillo, de 21 años; tendrán que pasar cuatro meses en prisión, como medida preventiva impuesta por el Juzgado Penal de Golfito.

Etiquetado como: