Por: Carlos Arguedas C. 21 octubre, 2012
 Agustina Gutiérrez y sus nietos Valeria y Dayler, en un albegue en 27 de Abril. | ALONSO TENORIO.
Agustina Gutiérrez y sus nietos Valeria y Dayler, en un albegue en 27 de Abril. | ALONSO TENORIO.

Santa Cruz (Guanacaste). La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) cerró ayer siete de los ocho albergues que se mantenían abiertos en los cantones de Santa Cruz y de Carrillo en la provincia de Guanacaste.

Wálter Fonseca, jefe de Operaciones de la CNE, dijo que la decisión se tomó debido a que los ríos disminuyeron sus caudales y, que además, las familias ya pueden regresar a sus casas.

Fonseca dijo que por el momento solo se va a mantener un albergue que tiene 33 personas y que está en la localidad de Río Cañas Nuevo, en el cantón de Carrillo. “Lo mantenemos solo por prevención pues ayer llovío fuerte y el río Cañas creció un poquito. Posiblemente se cierre mañana lunes” dijo.

Fonseca precisó que pese a que las condiciones del tiempo volvieron a la normalidad, la CNE mantiene la alerta verde para el litoral del Pacífico y para el Valle Central.

“Debemos de recordar que estamos en octubre que es el mes más lluvioso y para las tardes se esperan fuertes aguaceros y es mejor estar prevenidos”, dijo el funcionario.

Esta semana un sistema de baja presión produjo un temporal que duró 30 horas y que causo inundaciones en Guanacaste donde se reportó la destrucción de dos viviendas.