Quedó a la orden del Ministerio Público como sospechoso de peculado

Por: Hugo Solano 13 abril, 2015

La tarde de este lunes un empleado del Banco Nacional de Limonal -distrito de las Juntas, Abangares-, cayó en manos del Organismo de Investigación Judicial como sospechoso de hurtar unos ¢5 millones que tenía bajo su administración.

Versiones preliminares del OIJ indican que los investigadores judiciales fueron alertados por funcionarios de dicha entidad sobre una irregularidad que se dio con uno de los cajeros, apellidado Medrano, de 32 años.

El OIJ despliega una investigación para tratar de dar con pistas que le lleven a determinar qué sucedió con el dinero y dónde está.
El OIJ despliega una investigación para tratar de dar con pistas que le lleven a determinar qué sucedió con el dinero y dónde está.

Según los funcionarios bancarios, en el momento en que Medrano iba a realizar el arqueo, es decir la revisión del dinero que tenía bajo su cargo, éste llamó a uno de sus superiores y les dijo que no tenía ese dinero en la caja.

Los funcionarios de la entidad realizaron la revisión y se percataron que había un faltante de aproximadamente ¢5 millones, por lo que dieron aviso a los agentes judiciales.

El OIJ inició las investigaciones y bajo la dirección funcional del Ministerio Público se detuvo al cajero, quien fue presentado con un informe ante esta entidad judicial, para que se le determine su situación jurídica.

Las labores de investigación continúan para esclarecer cómo salió el dinero de esa agencia guanacasteca y dónde está.