Por: Carlos Arguedas C. 8 diciembre, 2012
 Al notario lo detuvo el OIJ en un allanamiento en Heredia. | OIJ PARA LN.
Al notario lo detuvo el OIJ en un allanamiento en Heredia. | OIJ PARA LN.

Un notario y un “gavilán” fueron detenidos ayer como sospechosos de falsificar los documentos de vehículos para venderlos luego a propietarios de autos que no podían circular, pues tenían partes de tránsito muy altos.

A los implicados los capturaron en dos operativos realizados en las cercanías de la Universidad Nacional, en Heredia, y en Los Cuadros, en Goicoechea.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) los identificó con los apellidos Herrera (el notario) y Badilla. Ambos fueron puestos ayer a la orden de la Fiscalía, que les abrió una causa penal por los delitos de falsedad ideológica y uso de documento falso.

Modo de actuar. De acuerdo con la información del OIJ, los sospechosos, cuando recibían al propietario de un carro que no podía circular, buscaban otro vehículo de la misma marca, estilo, color y año de fabricación para sacar un duplicado de todos los documentos del carro.

Por tal razón, el notario falsificaba un documento donde el dueño registral del carro autorizaba a otra persona (el “gavilán”) para que sacara duplicados de los papeles del carro, como son el permiso de circulación y el de revisión técnica.

De esa forma, el conductor tenía documentos auténticos y, cuando era interceptado por oficiales de la Policía del Tránsito, no enfrentaba ningún problema.

La Policía Judicial informó de que por cada uno de los documentos, los detenidos cobraban entre ¢125.000 a ¢150.000. Los presos fueron indagados en la tarde de ayer y anoche se tenía prevista la realización de una audiencia para fijar medidas cautelares.