Sospechoso salió de la cárcel el 28 de setiembre al cumplir pena por violación

Por: Carlos Arguedas C. 30 enero, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

Un exconvicto permanece preso como sospechoso de descuartizar el 16 de noviembre pasado a Joselyn Navarro Calderón, de 18 años, vecina de Rincón Grande de Pavas, San José.

Se trata de un peón de construcción de apellido Centeno, de 32 años, quien salió de prisión el 28 de setiembre del 2012, tras cumplir una condena de 16 años y 8 meses por los delitos de robo agravado y violación.

La captura la ejecutaron agentes de la Sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el lunes anterior, en Rincón Grande de Pavas, tras un trabajo de inteligencia desarrollado en el área donde habitaban la víctima y el sospechoso.

Paralelamente, el Ministerio Público confirmó que a Centeno se le vincula con la violación de una persona menor de edad, delito cometido en octubre también en la localidad de Pavas.

Ayer, el implicado fue llevado a una diligencia judicial en su casa y se espera que hoy se realice una audiencia en que se pida prisión preventiva.

Hechos. El homicidio de Joselyn Navarro se produjo cuando ella salió de su casa, en Rincón Grande de Pavas, San José, aparentemente, hacia una residencia cercana para vender cosméticos.

La víctima nunca llegó a su destino. Fue hasta el 24 de noviembre pasado cuando trabajadores encontraron los brazos, una pierna y la cabeza de una mujer cerca del cauce del río Torres, en las inmediaciones del aeropuerto Tobías Bolaños. Las partes del cuerpo estaban cubiertas por hojas y tierra.

Un lunar en el antebrazo y una pulsera de un equipo internacional de futbol confirmaron a la familia que era Navarro. El OIJ lo reconfirmó poco después con la huella dactilar.

Implicado. En tanto, Centeno fue condenado el 6 de enero del 2000 por el Tribunal de Juicio de San José a descontar una pena de 16 años y 8 meses de cárcel por los delitos de violación y robo agravado.

El Ministerio de Justicia informó ayer de que el sujeto cumplió la condena con los descuentos el 28 de setiembre del 2012.

Desde ese momento, alquilaba una casa con una mujer no identificada en Rincón Grande de Pavas. Esa vivienda fue allanada ayer en la tarde, y anoche se realizó allí la prueba de luminol, para saber si hay rastros de sangre.