24 julio, 2012

San José (redacción). El OIJ detuvo hoy a un comerciante, apellidado Brenes (51 años), como sospechoso de difundir pornografía infantil.

La Policía realizó un allanamiento a un establecimiento comercial de su propiedad, situado en Ciudad Quesada.

A él se le investiga como sospechoso de difundir pornografía infantil, vía Internet. Al parecer, también realizó pagos para ingresar en una página electrónica con pornografía.

Brenes es propietario de una venta de repuestos para electrodomésticos y llantas, ubicado casi al frente de la dirección regional del Ministerio de Educación Pública.

Brenes fue llevado esposado a la delegación local del OIJ para ser reseñado, y luego quedó en libertad.

Los investigadores decomisaron el CPU de dos computadoras para ser analizados en laboratorio.

Etiquetado como: