OIJ dice que no ha habido balaceras cerca en las últimas horas, pero inició investigación

Por: Hugo Solano, Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 1 septiembre, 2015

Una bala perdida, que apareció en el área de los técnicos judiciales administrativos de los Tribunales de Limón, generó una investigación de oficio por parte del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El hallazgo fue a la 1 p. m., luego de que a las 9 a. m. los funcionarios notaron la caída de una gotera y posteriormente el personal de mantenimiento del aire acondicionado detectó que se trataba de una bala que pegó en un perling, lo atravesó y quedó en el piso.

De momento, no se sabe si la bala impactó el techo de los Tribunales en la noche de ayer o en la madrugada de este martes.

La menor junto con sus padres fue llevada a los Tribunales de Limón donde es entrevistada por personal de la Fiscalía. | ARCHIVO
La menor junto con sus padres fue llevada a los Tribunales de Limón donde es entrevistada por personal de la Fiscalía. | ARCHIVO

El OIJ informó que no se ha reportado ninguna balacera en las zonas aledañas en las últimas horas, por lo que el caso se investiga de oficio como un caso de daños a la propiedad.

De acuerdo con Reinaldo Araya, juez coordinador del Juzgado Penal de Limón, esta tarde permanecía en la oficina cuando unos funcionarios llegaron y le enseñaron el proyectil de arma de fuego, calibre 0.45.

"La verdad es que a mí me asusta, porque cuando quitaron la lámina del cielo raso, vieron que la bala pegó en un perling, hizo un hueco en el techo y cayó", dijo Araya.

Explicó que en los últimos días no se tienen informes de amenazas concretas, aunque siempre han existido algunas en el sentido de que pretenden disparar contra las edificaciones.

Para el juez, no deja de ser preocupante lo ocurrido. Consideró que ni en el mismo edificio en que se trabaja se puede estar tranquilo. Lo anterior, pese a que han mejorado las coordinaciones para vigilancia con la Fuerza Pública y han reforzado la seguridad privada en el inmueble.

A mediados de este año, el edificio del Organismo de Investigación Judicial de Limón estuvo con mayor custodia por amenazas de narcotraficantes.