Vendedores fueron encañonados y los dejaron atados a un árbol

 8 diciembre, 2015

Dos oreros que habían acordado una venta del producto extraído en Osa, vivieron un drama cuando los compradores resultaron ser asaltantes.

Carlos Quirós Agüero, llegó en compañía de otro hombre solo identificado con el apellido Castro. Ambos tenían en su poder 550 gramos de oro, los cuales ya habían negociado por teléfono con un sujeto al que el orero solo lo identificó como 'Macho'.

Los oreros tenían que esperar este martes a las 7:30 a. m. al supuesto comprador cerca de la exgasolinera Ventanas ubicada en el pueblo del mismo nombre, sobre la carretera costanera.

Los afectados pusieron la denuncia en el OIJ de Osa. Perdieron el trabajo de cinco meses.
Los afectados pusieron la denuncia en el OIJ de Osa. Perdieron el trabajo de cinco meses.

Muy temprano los coligalleros estaban en la carretera para realizar la venta, pero fueron sorprendidos por tres hombres armados quienes los encañonaron y los obligaron a meterse a un charral a donde los amarraron, los dejaron sujetados a un árbol y luego les quitaron los 550 gramos de oro, que valoraron en ¢16 millones.

Después de casi una hora los sujetos lograron desatarse y salir a la carretera, donde pidieron ayuda y se trasladaron hasta el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Osa a poner la denuncia.

Las autoridades realizaron varios cierres de carreteras para ver si podían atrapar a los sospechosos, pero no dio resultado.

Los oreros son vecinos de Puerto Jiménez, Golfito.

Etiquetado como: