La Policía cree que los maleantes no pudieron abrir la caja registradora

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 18 febrero, 2013

Unos asaltantes mataron a balazos al dueño de una pulpería y se llevaron ¢8.000 que encontraron en un recipiente. Las autoridades indicaron que los hampones pretendían robar más dinero, pero que no lograron abrir la caja registradora.

Los sujetos tampoco se percataron de que el comerciante tenía ¢100.000 en la bolsa del pantalón.

El homicidio ocurrió el sábado alrededor de las 8 p. m. en el minisúper Siglo XXI, ubicado en Estrada de Matina, Limón.

La víctima fue Alfredo Mora Arias, quien tenía 57 años de edad.

De acuerdo con el reporte preliminar del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al local ingresaron al menos tres ladrones.

Los agentes determinaron que los sujetos le dispararon al pulpero dos veces en el abdomen, una vez en la cabeza y otra en el brazo izquierdo. A causa de las lesiones, Mora murió en el lugar.

Aparentemente, luego de la agresión, los maleantes registraron el lugar en busca de dinero, pero solo encontraron los ¢8.000.

Los agentes concluyeron que los asaltantes intentaron posteriormente abrir la caja registradora, pero que esta no cedió.

Al no lograr su objetivo, los sujetos se dieron a la fuga. Algunos testigos dijeron que huyeron corriendo por un bananal.

La Fuerza Pública buscó a los responsables en las cercanías, pero no pudo encontrarlos.

La Cruz Roja llegó al lugar y declaró fallecido al pulpero.

El Organismo de Investigación Judicial realizó el levantamiento del cuerpo y lo trasladó a la Morgue. Además, los oficiales abrieron un expediente para indagar el caso.

A punto de cerrar. De acuerdo con el informe policial, Mora estaba a punto de cerrar el negocio cuando ocurrió el asalto. Por esa razón, el único ayudante que tenía ya se había marchado.

La Policía también indicó que, al parecer, el comerciante había retirado el dinero de la caja registradora para guardarlo en otro sitio más seguro.