Por: Alejandro Méndez Leiva 18 enero, 2013

San Isidro de El General. Un expediente médico en el cual se detalla que John Felix Bender padecía de depresiones fue aportado como prueba en el juicio contra su esposa por el delito de homicidio.

En el documento, que estaba en el Hospital Cima, consta que Bender recibió tratamiento en el 2008.

Esta prueba fue considerada como fundamental por el abogado Fabio Oconitrillo, defensor de la imputada Anne Maxin Patton, pues durante el debate han sostenido que no hubo homicidio y que Bender se suicidó.

La muerte ocurrió el 8 de enero del 2010 en la casa del matrimonio ubicado en Florida de Barú, en Pérez Zeledón.

Otros hechos. Entre tanto en la audiencia de ayer en la mañana declaró el psiquiatra del Hospital Cima Carlos Lizano Vincent.

El testigo comentó que Patton quedó en un estado físico y mental “deplorable” después de la muerte de su esposo en enero.

El médico que dijo que la había tratado antes del suceso, aseguró que la acusada siempre le comentaba de las depresiones de su esposo.

“A través de las conversaciones con doña Anne hablábamos que él también era bipolar, habían decidido por eso no tener hijos y que habían buscado vivir en un lugar tranquilo por lo cual se fueron a vivir a esa zona (Barú ); en una oportunidad que él estaba internado lo visité con un colega y lo saludé, luego los dejé solos, mi colega me comentó después que John tenía una depresión muy profunda y pensamientos suicidas”, añadió.

Según el psiquiatra, Patton se había entregado a cuidar a su esposo a tal punto que descuidó su propia salud.