Oficial revelaría detalles, pero investigación pendiente en EE. UU. le prohíbe declarar

 14 agosto, 2012

San José (Redacción). "Lo siento. No estoy autorizado a discutir nada que tenga que ver con la investigación presente", de esa manera respondió un agente del FBI a todas las preguntas de la Fiscalía, defensa y el Tribunal le plantearon en el caso contra el presidente del Limón FC, Carlos Howden Pascall.

La negativa del agente federal causó asombro entre las autoridades judiciales, quienes esperaban ampliar más detalles sobre esta causa con ese testimonio.

El Tribunal también prescindió de la declaración de un segundo testigo, quien también es oficial del FBI. La identidad de ambos se mantiene protegida.

Según la acusación, Pascall administró aquí todos los fondos que su hermanastro, Rony Arnoldo Morrison, transfirió de bancos estadounidenses a bancos en nuestro país. El dinero, al parecer, es producto de actividades criminales.

El fiscal de Delitos Económicos Luis Carlos Castro señaló que la prohibición de los dos agentes federales de EE. UU. se debe a que hace unos 15 días se resolvió una apelación pendiente en el caso de Morrison, y por orden de un fiscal los oficiales del FBI no pueden referirse a la investigación que está en curso allá.

Además, Castro indicó que una fiscal ofrecida para el jueves sí podrá responder preguntas, sin restricción, relacionadas con el caso.

La audiencia se suspendió esta tarde.

Etiquetado como: