Por: Irene Vizcaíno 1 enero, 2015

Los accidentes acuáticos y los atropellos encabezan la lista de hechos violentos que cobraron la vida de 64 niños y jóvenes durante el 2014.

De acuerdo con un informe dado a conocer ayer por la Cruz Roja, 17 personas con edades entre 0 y 17 años fueron víctimas de asfixia por sumersión y 13 fallecieron en atropellos.

La cifra total de menores muertos supera en 14 a la del 2013, mas no alcanza los números del 2012 (72) o el 2011 (82).

Durante el año que recién terminó, ocho niños o jóvenes murieron por heridas de armas de fuego o armas blancas (puñales o cuchillos) y siete por “urgencias traumáticas”.

Seis más perdieron la vida en incendios. Precisamente, este dato remite a una tragedia ocurrida en noviembre anterior, cuando tres hermanos de 2, 3 y 5 años quedaron atrapados por las llamas dentro su casa, en Alajuela.

Hubo, además, cuatro decesos por colisión, uno por vuelco y seis más por causas no especificadas.