17 abril, 2014

Upala. Un vecino encontró ayer un hombre muerto en las aguas del río Pizote, en la finca El Oro, en la comunidad de Birmania de Upala, a unos siete kilómetros de la frontera con Nicaragua.

El hombre, de unos 35 años, estaba tendido boca arriba en una parte del río, que tiene 40 centímetros de profundidad.Foto: Édgar Chinchilla
El hombre, de unos 35 años, estaba tendido boca arriba en una parte del río, que tiene 40 centímetros de profundidad.Foto: Édgar Chinchilla

El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y no tenía documentos de identidad.

Según las autoridades policiales, tendría, al menos, cuatro días de fallecido.

El sujeto, de unos 35 años, estaba tendido bocarriba sobre unas piedras, dentro del cauce del río, según la información policial.

El cruzrojista Oldemar Gamboa, de la sede de Upala, dijo que, a simple vista, el hombre no presenta signos de violencia. Añadió que no tienen reportes de personas desaparecidas en la zona y que la víctima no es conocida del lugar.

“El sitio donde apareció es bastante lejano; el cauce del río está muy bajo y el agua no alcanzaba ni a taparlo. No se ve que tenga signos de violencia y ya tenía mal olor”, comentó Gamboa, quien mencionó que había que esperar el resultado de la autopsia.

El hombre vestía una camiseta color vino, un pantalón negro y no tenía zapatos.

Agentes judiciales levantaron el cuerpo, a la 1 p. m. de ayer, y lo trasladaron a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, en Heredia, para determinar la causa de la muerte.