Dos víctimas tenían antecedentes; el tercer fallecido no está identificado

Por: Katherine Chaves R., Carlos Láscarez S. 15 diciembre, 2015

En menos de 12 horas, tres hombres fueron asesinados a balazos, este lunes, en diferentes partes del país.

Un hombre fue asesinado en una finca en Puntarenas (arriba), mientras que otro sujeto fue baleado en Pavas, San José. | A. QUESADA Y R. MURILLO
Un hombre fue asesinado en una finca en Puntarenas (arriba), mientras que otro sujeto fue baleado en Pavas, San José. | A. QUESADA Y R. MURILLO

El homicidio más reciente ocurrió a las 3:45 p. m. de ayer en Purral, Goicoechea, San José, y la víctima fue Fabián Solís Webber, de 32 años.

La Fuerza Pública detalló que Solís tenía antecedentes por robo agravado y transporte de droga.

Según José Domingo Cruz, director de la Policía de San José, dos sujetos ingresaron a la casa de la víctima y le dispararon varias veces en la cabeza.

Hasta ayer, las autoridades desconocían cómo llegaron los malhechores hasta la vivienda de Solís y qué tipo de arma usaron.

Asalto. Cinco horas antes, Rigoberto Herrera Acuña, de 40 años, fue asesinado en Finca San Juan de Pavas, en San José, en el marco de un aparente asalto.

Las autoridades detallaron que Herrera, quien era taxista informal, realizaba un servicio a desconocidos. Al parecer, al llegar a la zona, los malhechores le dispararon en el cuello y le robaron sus pertenencias, aunque la Policía no precisó cuáles.

Tres sujetos fueron asesinados a balazos en menos de 12 horas
Tres sujetos fueron asesinados a balazos en menos de 12 horas

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que Herrera tenía antecedentes por portación ilegal de armas.

Minutos después del asesinato, la Fuerza Pública detuvo a dos sospechosos del crimen. Fueron apresados a escasos metros del lugar de los hechos y sus identidades no trascendieron.

Móvil confuso. La madrugada del lunes se dio otro homicidio, pero esta vez, en una finca en Piedras Blancas de Osa, Puntarenas.

Pasadas las 5 a. m., dos vecinos de ese lugar hallaron el cuerpo de un hombre, quien, en apariencia, fue asesinado minutos antes.

La identidad de la víctima se desconoce. Según el OIJ, fue acribillado de ocho balazos. A unos metros del cuerpo había un cuadraciclo y un carro con varios impactos de bala.

La Fuerza Pública comunicó que, además, había un par de bolsas vacías, las cuales, al parecer, pudieron haber guardado droga.

La oficina de prensa de la Policía Judicial aseguró que en el sitio no había tales sacos.

La versión de Gilberto Castillo, vecino del lugar, es que los asesinos llegaron a su casa, lo encañonaron y lo ataron a una silla de madera. “Yo no entendía nada”, dijo.

Castillo relató que, minutos después, los sujetos se retiraron de su vivienda y se dirigieron al lugar donde apareció el cuerpo. “Escuché un tiroteo y, cuando vi que ellos se retiraron de la zona, me fui con un amigo y encontramos a la víctima”, recordó.

La noche del viernes, con el crimen de un chancero en San José y de un joven en Alajuela, el país rompió su propio récord en asesinatos, el cual era de 527. Esa cifra solo se había registrado en el 2010. Colaboró Gustavo Fallas

Etiquetado como: