1 abril, 2014

Esparza. La excursión de un grupo de amigos que pretendían disfrutar del mar, se convirtió en una tragedia este domingo luego de que dos de ellos desaparecieran en el agua, arrastrados por una corriente en Caldera de Esparza, Puntarenas.

Las víctimas fueron identificadas como Dennis Álvarez Chacón, de 24 años y vecino de Cartago, y Carlos Andrés Portugués Amador, de 17 años, residente en San Juan de Dios de Desamparados.

Las víctimas realizaban un paseo dominical con amigos. | ANDRÉS GARITA.
Las víctimas realizaban un paseo dominical con amigos. | ANDRÉS GARITA.

La emergencia se presentó apenas una hora después de que habían llegado al sitio. Portugués ingresó al mar alrededor de las 9 a. m. cuando la marea empezaba a bajar y una fuerte corriente empezó a arrastrarlo. Su amigo Dennis se percató de lo que sucedía y corrió al agua para ayudarlo, pero al no tener conocimientos para realizar este tipo de rescate, no lo logró, y ambos desaparecieron entre las olas.

Un operativo de búsqueda se inició el mismo domingo después del mediodía, con participación de la Cruz Roja y Guardacostas, pero terminó al atardecer sin resultados.

Ayer continuó desde tempranas horas de la mañana, abarcando agua, tierra y cielo, pero tampoco hubo indicios de los jóvenes, por lo que se reanudaría este martes.

“Me di cuenta de la tragedia al mediodía cuando me avisaron; me desplomé al enterarme de que mi hijo había desaparecido en la playa”, comentó Carlos Portugués, padre del menor de edad.

“Yo le dije que no se metiera al mar, pero me desobedeció. Ahora estamos sufriendo por esa desobediencia”, lamentó, al agradecer a quienes están en la búsqueda.

Etiquetado como: